Nos mojamos con la lluvia

Sexo 10/11/2019 20:37 Actualizada 12:14
 

Armando, El Conformado

Me pongo cachondo cuando llueve. Me da por llamarle a una amiga, con la que tengo especial confianza, y en mi cuarto vemos llover por la ventana, mientras ella se toca y yo me toco. Soy feliz de saber que puedo estar desnudo y seco mientras llueve afuera, caliente y con una mujer excitada del otro lado del teléfono diciéndome cosas sucias. ¿Qué más le puedo pedir a Dios?

A Dios no le puedes pedir nada más, pero intenta que la mujer esté  en tu cama y no del otro lado del teléfono. Cada uno de nosotros desea otra cosa, pero hacer el amor, sin ningún tipo de tecnología de por medio, es delicioso. Inténtalo. 

 

Sofía, la que peda confía

 Aún cuando ya soy mayor de edad, si me pongo peda, me pongo fácil y termino en la cama con un güey que ni conozco. Esa es la ley de mis jueves y viernes, el sábado mejor ni salgo, porque me vuelve a pasar lo mismo. Algo me pasa con el alcohol que mi cuerpo empieza a necesitar sexo, y hasta que no lo consigo, no dejo de insistir en ello. Mis amigas se ríen y la pasamos bien, pero no está padre y ya me estoy cansando de ese vacío que tengo dentro, luego de que pasa el efecto del alcohol. ¿Algún consejo?

Linda, el alcohol es veneno para ti. No debes de tomar. Te recomiendo busques otras amigas que no te acompañen en la borrachera y obvio, otro tipo de actividades. Huye de la tentación del alcohol, porque no te hace bien. No eres el único caso. Antes de que acabes mal aléjate del alcohol, si no puedes... pide ayuda a personas cercanas o visita a un médico que te pueda orientar.

 

Toña, La Calentoña

 Soy muy caliente. A veces se me antoja despertar a mi esposo cuando aún está dormido, pero no lo hago porque siento que se ve mal; él me dijo que no le importaría, que lo despierte cuando me entre la calentura, pero aún así me da pena. ¿Soy una loca o lo que me sucede a mí, le sucede también a otras?

Tener una mujer caliente en la cama es un premio delicioso, muchos hombres cuentan con desesperación que su mujer no está interesada en el sexo. Eres afortunada, no te juzgues, no te pongas etiquetas. Disfruta tu sexualidad sin miedo, qué bueno que tu compañero te apoya, sal del cascarón y deja de buscar ser normal. Haz de tu pareja el cómplice sexual de tu vida. ¡Despiértalo!

 

 Ada, La Cansada

 No me gusta que oscurezca tan temprano, porque me dan ganas de dormir desde las seis y media de la tarde. Llego a casa del trabajo y ya está muy oscuro, las ocho parecen las 10. A mí me dan ganas de llegar a descansar. No rindo y mi vida sexual se descompone, mi esposo se enoja y yo no sé qué debo de hacer. ¿Algún consejo?

Aprovecha que amanece muy temprano y ten relaciones sexuales por la mañana. Acomodar ese hábito ha salvado la relación de muchas parejas, es cosa de despertar llena de ternura media hora antes. Ponte las pilas para salir de la casa a tiempo y con una gran sonrisa.

Comentarios