Me pone los cuernos y quiero que me invite al "cotorreo"

Me pone los cuernos y quiero que me invite al
Le acabo de encontrar a mi esposo evidencia de que se está viendo con alguien de su oficina. Sé que ellos son los únicos que van a trabajar y que pasan muchas horas juntos
16/11/2020 - 14:25

PREGUNTA: Mi hija tiene 20 años y vive con nosotros. El problema principal es que no se cuida del Covid-19. Me siento frustrada y con ganas de pedirle que se vaya de la casa, pero no me atrevo. No quiero ponernos en una situación desagradable porque la veo inmadura y vulnerable. Pero su papá y yo somos mayores, gorditos y somos personas de alto riesgo. ¿Cómo hacer para que nos entienda?

RESPUESTA: Me parece que ese no ha de ser el único problema que tienes con tu hija, el Covid rebasa la situación y deja en evidencia que tu hija no respeta la casa donde vive; creo que han sido demasiado permisivos con ella. Nunca es imposible poner límites. Haz una lista de las cosas que quisieras que fueran distintas y hazle saber a tu hija que las reglas en casa han cambiado. Por su bien y por el tuyo, sé firme, gánate su respeto de una buena vez.

 

PREGUNTA: Le acabo de encontrar a mi esposo evidencia de que se está viendo con alguien de su oficina. Sé que ellos son los únicos que van a trabajar y que pasan muchas horas juntos. De alguna manera, he sabido siempre que algo se cocina entre ellos, pero ahora que me están poniendo en riesgo, quiero que me inviten a jugar con ellos también; ella me gusta y nosotros dos siempre hablamos, de manera teórica, de abrir nuestro matrimonio. ¿Cómo le hago para proponerlo? 

RESPUESTA: Debes ser inteligente y cautelosa; gánate la confianza de ambos y no exijas nada. El problema al que te enfrentas es que muchas personas prefieren las relaciones secretas y no las abiertas. Tendrás que irte acercando de poco a poco y estar preparada para saber qué sigue en tu vida si ellos no te quieren invitar a su juego.

 

PREGUNTA: Llevo todo el año sola. Mi hermano dice que es histeria, mi hermana dice que flojera y yo, que trabajo desde la casa, que soy viuda y que nunca tuve hijos, tengo dos novios cibernéticos con los que tengo sexo por la pantalla y con los que me divierto mucho. Nunca había tenido una vida sexual tan activa como ahora; sin embargo, me cansan mis hermanos con eso de no tener contacto físico con nadie. ¿Crees que eso me pueda afectar? 

RESPUESTA: Cada uno vive la pandemia a su manera. Si tienes deseos de salir, hazlo con tus precauciones, si estás bien deja de pensar en lo que dicen los demás. A mí me parece que la vida sexual activa te ha caído bien. Mantén claridad y sal de casa cuando tengas ganas; a tu manera y a tu ritmo.

 

PREGUNTA: Con este virus, no estuve dispuesto a vivir mis últimos años de vida encerrado; me dio Covid y me quedé medio sordo de un oído, se me cayó el pelo y aunque todos en la familia me ayudaron, ahora me evitan porque dicen que siempre he sido un rebelde que no entiende de razones. Me siento arrepentido y solo. Ya no contagio y aún así no me quieren ver. Estoy triste y casi castigado por la familia. 

RESPUESTA: La sensación de tristeza y soledad no te va a llevar a nada bueno. Ayudar y ser útil es sanador. Deja de pedir y da. Busca un motivo, una causa, una asociación, acércate a quien crees que pueda necesitar desde una amigo, un consejo. Hay mucha gente necesitando atención y cariño. Hazte útil.

 

PREGUNTA: Mi prima tiene un amigo que se acaba de divorciar; yo tengo ilusiones con él, pero ella me ha confesado que quiere tener una aventura con películas. Me molesta que está casada, que tiene hijos y marido y que, en lugar de darme chance a mí que estoy divorciada y sola, ella misma se pone en la fila y tiene hambre de romance; ¿crees que debo enfrentarla? 

 

RESPUESTA: No la enfrentes. Todos tenemos las mismas ganas de sentir emociones nuevas. Ella va por lo suyo, ve por lo tuyo; quizás haya más química entre tú y el divorciado, quizás él se siente atraído a ella; lo único que no puedes pedir es que los demás dejen de hacer lo que sienten por considerarse primero. Observa y actúa, ve por lo que quieres tú, no pidas ni consideración ni permiso.

TUS COMENTARIOS