El perro nos mira cuando tenemos sexo

El perro nos mira cuando tenemos sexo
Alma Ríos
24/02/2020 - 13:04

-Me molesta tener relaciones sexuales cuando mi perro está en el cuarto. A mi esposo no le importa, porque dice que el perro no se da cuenta, pero yo me siento inhibida y me da la sensación de que el perro nos observa. La vida sexual se nos ha complicado, porque el perro duerme en nuestra habitación. ¿Cómo le hago para resolver este problema?

Si de verdad eso es lo que te detiene, haz algo para que el perro no interrumpa la vida sexual de tu matrimonio, es muy importante ese factor en la pareja. A mí me suena a pretexto, y me imagino que a tu marido también... saca al perro antes de crear la atmósfera sexual y busca el momento en que el perro no intervenga en tu relación.

-Desde la fiesta de año nuevo decidí dejar de tomar, porque me puse mal esa noche y dije cosas que no debía frente a mis hijas. Mi esposo, en lugar de apoyarme, ha tomado esa actitud de “ya no eres divertida” y me dice que lo veo con ojos de juicio y que no le parece. Me he dado cuenta que me siento mejor cuando no bebo. Creo que mi esposo y yo no vamos a poder seguir juntos si él no me apoya, porque ahora detesto su olor a alcohol y él siente mi rechazo. ¿Es el alcohol algo tan importante como para separar una familia?

Los cambios de hábitos por supuesto que afectan a las personas. El alcohol, claro que separa a las familias y a veces las destruye. Tienes que hablar con tu pareja. Cuidarte es más importante que nada.

-El novio de mi hermana es muy pesado con todos, pero con ella lo es más. Se burla de ella resaltando que es chichona y hace bromas y cosas tontas que no quiero repetir. Mi hermana  se ha dejado impresionar, porque él tiene dinero y ella es muy interesada en eso.  Quiero saber si las burlas frente a los demás es violencia.

Cuando no te sientes cómodo debes decirlo y frenarlo. La violencia puede empezar con detalles que parecen tontos e ir escalando. Nadie debe permitir que te falten al respeto.  Busca hacer recapacitar a tu hermana.

-Me gusta el sexo en lugares raros; me gusta la adrenalina de sentir que nos están viendo, que nos van a cachar. Me gusta hacerlo en el elevador de la casa de noche, en el garage del edificio, en baños y estacionamiento públicos. ¿Soy un loco o es algo que puedo pensar que comparto con otros?

Tú no eres un loco, pero puedes pasar como uno. Te recomiendo que busques casas o parejas swingers donde la gente goza de ser vista y de ver a los demás teniendo sexo. Ahí no tienes riesgo de quedar como loco y enfermo. Hacerlo en lugares públicos te puede meter en un problema legal.

-Me siento un hombre maduro y exitoso en mi trabajo. Todas esas dudas que tenía yo de mí mismo, ese sentimiento de inseguridad han desaparecido. Siempre he sido atlético, y me siento más atractivo que nunca, en cambio mi mujer ha envejecido feo, se pinta de más, se ha dejado engordar. ¿Cómo ayudarla?

Inicia una rutina de ejercicio juntos, resalta todo lo que ves lindo en ella; dale seguridad y buenas vibras, dile que la quieres y lo más importante no dejes que esa racha de Don Juan se te suba a la cabeza. 

TUS COMENTARIOS