En ruinas

Vecinos denuncian problemas de inseguridad en Fraccionamiento Colinas del Sol, Edomex

Vecinos denuncian problemas de inseguridad en Fraccionamiento Colinas del Sol, Edomex
La inseguridad y la falta de infraestructura fueron factores que orillaron a los dueños a abandonar las casas por las que siguen pagando un crédito, precisó el delegado
Ximena García
28/11/2019 - 10:32

ALMOLOYA DE JUÁREZ.— Al llegar a Colinas del Sol, uno de los conjuntos habitacionales de Almoloya de Juárez, la inseguridad se percibe. Tan pronto como ven a alguien con el celular afuera, la gente pide que se guarde para evitar un asalto. 

No hay policías municipales, y los vecinos, aseguran, viven intranquilos. Esta situación ha derivado en el fenómeno de abandono de casas, mismas que continúan pagando, pero sin vivir en ellas.

Tan sólo en este fraccionamiento el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) reconoce el abandono de 240 casas con créditos vigentes.

A las viviendas de la zona, las que están vacías, les hacen falta ventanas, boilers, cables, herrería y puertas; les sobran grafitis y maleza. De acuerdo con los habitantes de Colinas del Sol, los amantes de lo ajeno arrasan con lo que pueden.

“Hay vecinos a los que les han saqueado la casa más de una vez, por eso muchos se fueron, uno aquí se tiene que cuidar hasta de su sombra”, se quejó una mujer que aún habita en la zona. 

A decir de Alberto Rodríguez Tizcareño, delegado del INFONAVIT en el Estado de México, de los 14 mil 179 créditos activos que hay en Almoloya de Juárez, el 37% están ubicados justamente en Colinas del Sol; aunque también en Santiago Tianguistenco tienen una de las mayores incidencias en abandono de vivienda.

La inseguridad y la falta de infraestructura fueron factores que orillaron a los dueños a abandonar las casas por las que siguen pagando un crédito, precisó el delegado. 

“Eso ha abonado en el abandono de vivienda; estamos trabajando para formular soluciones para que el trabajador no se vea obligado abandonar la propiedad”, comentó Rodríguez. 

Aunque, reconoció que ya hay programas para que el trabajador recupere su hogar, ninguno contempla la reubicación del crédito.

Las casas abandonadas también son una tentación para los paracaidistas. 

“Siempre hay jovencitos drogados que nos amenazan da temor que se lleven a las niñas. Además, cada vez son más los perros callejeros y hay casas que fueron invadidas por gente que no sabemos si son o no delincuentes”, precisó otra lugareña.

 

TUS COMENTARIOS