Producen mil lechugas

Vecinos de Nezahualcóyotl ponen en marcha programa de huertos en azoteas

Huertos Azotea Nezahualcóyotl Edoméx
Aunque el proyecto busca impulsar el tema ecológico en los interesados, también pretende mostrarles que puede ayudarles en su economía y en su salud
Ignacio Ramírez
14/02/2019 - 09:55

NEZAHUALCÓYOTL.- Aunque las azoteas verdes son un estampa cotidiana en Europa, en México es una actividad en ciernes pese a los esfuerzos de los ecologistas; sin embargo, en esta localidad mexiquense un colectivo logró que habitantes aprovecharan sus techos para sembrar lechugas.

Desde finales de 2018, el Colectivo Tierra Urbana asesora y brinda apoyo técnico a 15 familias que se interesaron en el proyecto de siembra de lechugas, cada una con alrededor de mil piezas que prevén poner a la venta para obtener un ingreso.

Aunque el proyecto busca impulsar el tema ecológico en los interesados, también pretende mostrarles que puede ayudarles en su economía y en su salud.

“Me llamó la atención porque necesitamos la ayuda y a mí me gustan las plantas, desde que iniciamos las regamos constantemente; cada tercer día hay que echarles fertilizante, me llama la atención porque es una cosa saludable”, explicó Cecilia Vargas, habitante de la colonia Pirules.

De acuerdo con Eduardo Cabello, integrante del colectivo, el programa municipal de huertos urbanos impulsado en las últimas administraciones municipales se ha quedado corto, por lo que ellos buscan ir más allá y mostrar que puede ser una actividad redituable.

“Empezamos a trabajar con 15 mujeres, conseguimos el recurso y establecimos huertos de tal magnitud, que le van a dar a cada señora un promedio de 5 mil a 7 mil pesos al mes, a diferencia de los huertos urbanos que eran sólo para el autoconsumo”, indicó Cabello.

Además del beneficio económico, las hortalizas están libres de microorganismos patógenos porque no son regadas con aguas residuales. También son una especie de terapia ocupacional para los adultos mayores.

Incluso, como parte de la educación ambiental, los participantes aprenden a procesar y aprovechar la basura orgánica en forma de composta.

Los beneficiarios esperan comenzar con la venta en un par de semanas y así obtener ingresos, a la par que el colectivo espera que las autoridades locales volteen a ver este proyecto y lo puedan incluir dentro de las políticas públicas de la Dirección de Desarrollo Económico.

“En la Dirección de Desarrollo Económico no lo han considerado nunca, lo ven como algo extraño que no tiene futuro”, asegura Eduardo Cabello, integrante de colectivo Tierra Urbana.

 

TUS COMENTARIOS