A capricho

Una casita de dos pisos para ‘La Gaviota’, las excéntricas modificaciones a ‘Los Pinos’

Los Pinos Excéntricas modificaciones Cabaña exclusiva La Gaviota EPN
Al recorrer Los Pinos, se ven muchos otros espacios a modo: en la llamada cabaña Uno, donde vivió Fox, predomina el estilo rústico, la teja y detalles de piedra con un guiño a haciendas mexicanas
Redacción
07/05/2019 - 09:00

Por Sonia Sierra

Una casa de dos pisos para las oficinas de la primera dama Angélica Rivera —en cuya escalera de casi 30 peldaños ella y su hija posaron para la revista Marie Claire—; un simulador de vuelos y una cancha de futbol rápido; dos edificios, cada uno con estacionamiento y tres niveles; una sala levantada sobre una alberca y hecha exprofeso para colgar los retratos de los jefes de Estado, todas estas son otras obras de infraestructura —además de las que desde el 1 de diciembre se han podido ver— de lo que a capricho y sin licitación construyeron en los últimos años los Presidentes en la Residencia Oficial de Los Pinos.

La apertura al público de otras áreas del Complejo Cultural Los Pinos con motivo de la fiesta para los niños, “Mis Pininos en Los Pinos”, a la que acudieron más de 52 mil personas el pasado fin de semana, permite llegar a rincones y lujos no vistos tras la apertura que hizo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Hoy se pueden conocer a detalle las características de esas construcciones: mármol nuevo, como el de la casa Alemán; nuevos canceles en casi toda la residencia, entre otros caprichos.

(Foto: Archivo El Gráfico. Marca de la empresa de arquitectura C&S en obra de Los Pinos)

Un ejemplo de cómo se tiraron unos inmuebles para levantar otros, según los gustos o intereses del mandatario en turno, es lo que pasó con la llamada cabaña Dos. Como se recordará, en tiempos de Vicente Fox, el arquitecto Juan Artigas construyó dos cabañas: en la Uno vivió el Presidente con su esposa, y en la Dos, sus hijos. Calderón ocupó esas mismas viviendas. Pero fue Enrique Peña Nieto quien construyó sobre la cabaña Dos una nueva e imponente residencia, que emula el estilo de la casa principal de Los Pinos, la Alemán. Esta nueva se destinó a las oficinas de la entonces primera dama, Angélica Rivera, de quien Peña Nieto acaba de divorciarse.

Al recorrer Los Pinos, se ven muchos otros espacios a modo: por ejemplo en la llamada cabaña Uno, donde vivió Fox, predomina el estilo rústico, la teja y detalles de piedra con un guiño a haciendas mexicanas; las agarraderas en los cajones de los vestidores son de cuero; las ventanas son de piso a techo. Los lujos no son menores.

(Foto: Archivo El Gráfico. Felipe Calderón autorizó construcción del edificio Bicentenario)

En el salón de usos múltiples que acogerá ensayos de la Orquesta Escuela Carlos Chávez nada da cuenta de un simulador de vuelos, profesional, habilitado con ese fin para Enrique Peña Nieto. Como pasó en casi toda la residencia, cuando llegó el nuevo gobierno no había ningún indicio de ese simulador. Del otro lado, contiguo a la casa de oficinas de Rivera, se encuentra una cancha de futbol rápido, también de los tiempos EPN.

(Foto: Archivo El Gráfico. Salón en el que ensaya la Orquesta Escuela Carlos Chávez)

El arquitecto Homero Fernández, quien es coordinador general del Complejo Cultural Los Pinos, dice en entrevista: “De ninguna obra se sabe qué arquitecto hizo qué. Las oficinas en la casa Dos, sabemos que eran de Rivera; personal que trabajó aquí nos ha dicho que eran de una empresa que ella tenía con su hermana, en la que rentaba todo a Presidencia: stands, bocinas, micrófonos. Es una casa del peor gusto, con un horrible barandal, el mismo que Peña puso en la Casa Lázaro Cárdenas. Calderón y Peña se dieron cuenta de que si hacían cualquier construcción, cualquier remodelación o arreglo se podía cobrar lo que quisieran porque no había transparencia en Los Pinos, por un tema de seguridad nacional”.

Debajo de un edificio hay otros espacios, hay cuartitos...”, refiere el afamado dentista y promotor de arte Isaac Masri, quien encabezará el Consejo Honorario de Los Pinos. Dice que es irrelevante saber quién vivió en tal casa y que no abundará en rumores: “No me gusta difundir rumores porque es abonar a lo incierto, a la mentira y a lo falso”, dijo.

(Foto: Archivo El Gráfico. Fachada de la casa y oficinas de Angélica Rivera)

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS