Reconstrucción no tiene para cuando

A tres años del sismo que destruyó su casa en Oaxaca, Angélica Ferra aún vive en ruinas

A tres años del sismo que destruyó su casa en Oaxaca, Angélica Ferra aún vive en ruinas
En su pequeña vivienda, la cama y dos mecedoras se iluminancon el sol, el cual penetra por donde antes estaba el techo
Redacción
07/09/2020 - 23:03

Por Alberto López

Oaxaca.—A tres años de que la tierra se fracturara con una fuerza de 8.2 grados, a las 23:49 horas del 7 de septiembre, Marión Angélica Ferra Moreno aún vive en un espacio improvisado.

En su pequeña vivienda, la cama y dos mecedoras se iluminancon el sol, el cual penetra por donde antes estaba el techo.

Vendedora de ropa y joyería que hasta antes de la llegada del Covid-19 recorría las poblaciones del Istmo de Tehuantepec, Marión cuenta que tras el sismo, el gobierno de Peña Nieto le dio sólo 15 mil pesos por el daño parcial de su vivienda, recursos que no alcanzaron para reconstruir.

“El año pasado vinieron unos técnicos y dijeron que van a darme otro apoyo de parte del gobierno de López Obrador, pero no me han hablado. Espero que no me olviden”, lamenta la mujer.

Marión no es la única que tras el sismo vive en espacios improvisados y sin poder reconstruir.

Han pasado tres años desde la noche en que la zona fue sacudida por el terremoto, el cual derrumbó viviendas, escuelas, edificios públicos, monumentos históricos y locales comerciales, además causó la muerte de 78 oaxaqueños.

Pese a ello, el Programa Nacional de Reconstrucción (PNR), que de por sí avanzaba con desesperante lentitud desde fines de 2018, fue suspendido desde este marzo por el Covid-19.

A 36 meses de aquella noche de destrucción se aceleró también una catástrofe arquitectónica, pues derribaron viviendas vernáculas y cambiaron el rostro de los pueblos del Istmo.

Unas 6 mil viviendas vernáculas colapsaron, por ejemplo, en Juchitán; la mitad de esas estructuras fueron demolidas, sin pensar en un rescate, sólo 100 fueron recuperadas.

 

 

TUS COMENTARIOS