Avanza

A tres años del sismo del 19-S, reconstrucción de conventos llevan el 70% en Morelos

A tres años del sismo del 19-S, reconstrucción de conventos llevan el 70% en Morelos
El sismo afectó 259 inmuebles del patrimonio histórico de Morelos: cinco zonas arqueológicas, cuatro museos y 250 inmuebles religiosos
Redacción
21/09/2020 - 22:32

Por Yanet Aguilar

Tlayacapan.— A tres años del terremoto que afectó la totalidad de los monasterios del siglo XVI que se ubican en las laderas del Popocatépetl, entre Morelos y Puebla, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) estima que los avances en su reconstrucción son de 60% y 70% con una inversión importante de recursos.

 Informan que de 2017 a la fecha se han ejercido 378 millones de pesos para reconstrucción-restauración con recursos del seguro y se tiene proyectado ejercer mil 150 millones con recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden) para concluir obras “de todo el programa sismo en inmuebles históricos y bienes muebles históricos asociados, afectados en Morelos”.

En este momento, todas las labores están condicionadas a recibir los recursos del Fonden para reactivar los trabajos y poder concluirlos en 2021, pero no descartan entregar algunos inmuebles hasta 2022.

El sismo afectó 259 inmuebles del patrimonio histórico de Morelos: cinco zonas arqueológicas, cuatro museos y 250 inmuebles religiosos, entre los cuales están los 11 conjuntos conventuales de la entidad —los otros tres están en Puebla—; nueve tuvieron afectaciones severas hasta en 80%, además se colapsaron bóvedas, cúpulas, campanarios, frontispicios, sotocoros, coros, contrafuertes y retablos en inmuebles que superan los 22 metros de piso a techo.

En el templo de San Juan Bautista todavía hay piedras en el centro de la nave, son piezas caídas del retablo principal de mampostería y madera que aún sigue apuntalado al igual que el ciprés que está muy dañado, pero “estructuralmente ya está consolidado”, dice Fernando Duarte, coordinador de Monumentos Históricos del INAH Morelos.

“Los conjuntos conventuales ya están estabilizados estructuralmente, incluso si ahorita viniera un sismo como el del 23 de junio, ya no nos va a generar un daño; hemos intervenido y estabilizado su estructura arquitectónica; la etapa dos que estamos buscando concluir es con recursos del Fonden”, afirma el arquitecto que tiene a cargo los trabajos en los 250 inmuebles religiosos, de los que ya han entregado 172 al obispado y quedan pendientes alrededor de 80.

El más avanzado es el templo de Santo Domingo de Guzmán, en Oaxtepec, pero al recorrerlo tiene pendientes: sus santos esperan a ras de piso ser colocados en su lugar y aún sigue embalado el retablo de madera tallada que los arquitectos hallaron en el coro. 

A CUIDARLOS

Aun con muchos trabajos pendientes y a la espera de presupuesto, la reconstrucción avanza. “Ahora sabemos cómo se movió el edificio y, con ello, ya podemos tener una buena propuesta de intervención estructural, tenemos conocimiento del subsuelo, estudios estructurales de los pesos de las edificaciones, de mecánica de suelo, de simulación sísmica”, explica Duarte.

El arquitecto insiste en que lo más importante es la concientización sobre dos factores indispensables para preservar estos inmuebles de 500 años: no agregar construcciones contemporáneas y darles mantenimiento. Y esas son tareas a más largo plazo. 

 

TUS COMENTARIOS