HARTAZGO POR DELINCUENCIA

Se unen decenas de pollerías en Edomex y cierran ante ola de extorsiones

Se unen decenas de pollerías en Edomex y cierran ante incremento de extorsiones
Los comerciantes pidieron a las autoridades investigar los rastros de la zona
Alma Ríos
27/11/2020 - 15:10

ESTADO DE MÉXICO.— Decenas de pollerías de por lo menos cinco comunidades de la capital mexiquense (Toluca) y Metepec cerraron por tiempo indefinido, debido a las extorsiones que han sufrido los propietarios durante esta semana.

Las víctimas presentaron denuncias penales ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) por los casos registrados desde el lunes pasado en Tlacotepec, Capultitlán, San Juan Tilapa, San Felipe Tlamimilolpan y San Bartolomé Tlaltelulco. Tras las pesquisas, fueron detenidos siete presuntos integrantes de una banda de extorsión, en la colonia El Seminario.

Pese a la detención, ayer se registró un nuevo caso, ahora contra una tienda de ropa, a cuyo dueño se le cobró derecho de piso y por lo que los vendedores pidieron a la Fiscalía agilizar la investigación para detener a todos los responsables. Señalaron que ayer sólo 20 de las víctimas habían declarado.

Los afectados dijeron que el modus operandi fue el mismo en todas las pollerías: cubiertos del rostro con casco y cubrebocas, los delincuentes se bajaron de una moto para ingresar al local, se identificaron como distribuidores avícolas y con armas de fuego amenazaron a los vendedores para obligarlos a comprarles los producto a precios superiores.

“El lunes llegaron repartiendo unas tarjetas con un número telefónico, amenazándonos con armas de fuego, decían que ellos eran los nuevos distribuidores”, relató en su denuncia una de las víctimas.

CUOTAS

Los polleros señalaron que los supuestos distribuidores les vendían el producto hasta 14 pesos más caro, lo que afectaría directamente el bolsillo del consumidor, pues tendría que pagar hasta 30 pesos más por kilo.

Los comerciantes pidieron a las autoridades investigar los rastros de la zona, principalmente de Zinacantepec y El Seminario, en Toluca, ya que podrían estar coludidos con la banda delincuencial.

“Se dice que son de la Familia (Michoacana), pero para nosotros son los propios polleros, la gente que surte los rastros, los que están ligados a esto y están haciendo una estrategia para vender. Los extorsionadores sabían la cantidad que comprábamos, sabían nuestros teléfonos”, comentó otra de las víctimas de extorsión.

 

TUS COMENTARIOS