ALGUNOS PODRÍAN SER PIRATAS, ADVIERTEN

Rematan medicamentos para VIH en Facebook y apps como Grindr

virus de la inmunodeficiencia humana VIH medicamentos pirata redes sociales
En 2018, la Secretaría de Salud (Ssa) alertó sobre la probabilidad que entre 50 % y 90% de los medicamentos adquiridos por Internet sean irregulares
Melissa Amezcua
22/07/2019 - 13:33

Existe un mercado negro de medicinas para VIH de sencillo acceso en redes sociales. Tan sólo con escribir palabras clave en los buscadores aparecen vendedores y compradores de estos tratamientos. Medicamentos controlados para el tratamiento del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) como Truvada, Atripla y Kivexa son ofrecidos en Facebook, Twitter y aplicaciones de citas, como Grindr. 

En promedio, se ofertan hasta 75% menos que en su costo regular en farmacias, según cálculos elaborados por esta casa editorial con el total de medicamentos encontrados en la red.

Excepto que los propios vendedores advierten que se tratan de pastillas por caducar. En otras ofertas se admiten que son pacientes que se quedaron sin ingresos y les sobran estos tratamientos.

“Tengo un frasco de Atripla, caduca en noviembre de 2019”, ofrece una persona. En otro anuncio, un usuario explica que le sobran: “Tengo para la venta darunavir, entrifovir y ritonavir. Los tengo porque me hicieron un cambio de medicación y me quedaron; los vendo, ya que estoy sin empleo y tengo una necesidad económica”. 

calvario.Roberto es un joven de 19 años que vive con VIH, y durante 2 meses esperó a que el Hospital General de Zona del Instituo Mexicano del Seguro Social (IMSS) 197, de Texcoco, Estado de México, le surtiera una receta de Efavirenz y Truvada. 

En el primer mes que se quedó sin medicamentos logró que sus padres —un policía y una ama de casa— reunieran 12 mil pesos para adquirir este esquema, a través de una farmacia por internet. 

Sin embargo, en el segundo mes ni él ni su familia consiguieron los recursos para seguir comprando el tratamiento por su propia cuenta. Roberto temió adquirirlos a través del mercado negro, así que optó por llamar diario a la clínica, poner un par de quejas y esperar a que llegaran los antirretrovirales. 

Tras cuatro semanas de temer que el VIH que padece desde hace 2 años se convirtiera en síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), finalmente, el 29 de mayo le entregaron el medicamento completo en la farmacia del IMSS. “Es una descompensación horrible. El mes pasado lo compré por fuera, lo pedí por internet, es un poquito caro. Yo tomo Truvada, que está aproximadamente en 10 mil pesos y uno que se llama Efavirenz, que cuesta como 2 mil pesos. Me dan recetas cada mes, pero ya lo conseguí por internet”, explicó el joven, estudiante de Administración en la Ciudad de México.

En Facebook es posible encontrar una caja de Atripla, un medicamento para tratar el VIH que combina tres antirretrovirales: Efavirenz, Emtricitabina y Tenofovir; cuesta hasta 900 pesos, pero con caducidad de febrero de 2020. En una farmacia esa misma caja alcanza los 15 mil 800 pesos. 

Lo mismo ocurre con Kivexa, el nombre comercial de un fármaco que combina dos antirretrovirales: Abacavir y 3TC. Una caja con caducidad de menos de un año de ese medicamento se ofrece por internet en 3 mil pesos, cuando su precio comercial es de 8 mil 600. 

Otro antirretroviral que se comercializa en redes sociales en 68.4% menos que su precio comercial es Truvada, compuesto por efavirenz y emtricitabina. Esta pastilla es además la base del esquema de profilaxis exposición (PrEP, la terapia diaria introducida recientemente al mercado, la cual busca reducir el contagio de VIH. En Facebook hay quien lo vende entre 2 mil y 3 mil pesos. 

La vigencia de los medicamentos para VIH que se encuentran en internet va desde noviembre de 2019 a mayo de 2020. Pacientes con este virus entrevistados aseguraron que la caducidad de los medicamentos otorgados por el sector Salud es de hasta tres años y cada frasco dura 30 días. 

En México, una familia destina apenas 1.63% de su ingreso a ciudados de la salud; su remuneración trimestral promedio es de 46 mil 521 pesos, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2016; sin embargo, el monto destinado para medicamentos es tan sólo de 760 pesos por el mismo periodo, lo que evidencia la necesidad de contar con un seguro de servicios médicos. 

Bernardo Moreno, investigador en antropología médica y coordinador de proyectos especiales de Aids Healthcare Foundation (AHF) en México, aseguró que el riesgo de recurrir a mercados negros es que al paciente “le den gato por liebre”. 

“[El problema es] que el medicamento que se consiga no sea original. Hay casos en que las personas cambian de antirretroviral. En vez de comprar, por ejemplo, Efavirenz compran cualquier otro que es más barato”, explicó el especialista. 

En las aplicaciones de citas, el mecanismo varía. En la plataforma Grindr, definida así misma como “la más grande ‘app’ para gente gay, trans, bisexual y queer” existen perfiles con títulos como “PrePgunta” en referencia al tratamiento PrEP, basado en Truvada.

En 2018, la Secretaría de Salud (Ssa) alertó sobre la probabilidad que entre 50 % y 90% de los medicamentos adquiridos por internet sean irregulares y contengan compuestos diferentes. 

Por su parte, el titular de la dependencia, Jorge Alcocer, declaró en conferencia de prensa el pasado 27 de mayo que la cobertura de antirretrovirales actualmente es de 100% en todo el país. Una portavoz del IMSS aseveró que en esa institución “hubo un retraso, pero no desabasto”, al ser cuestionada sobre la existencia de estos fármacos. 

TUS COMENTARIOS