EN LA DESESPERACIÓN

Por inundación, vecinos de Ecatepec tienen que gastar más para reabastecer servicios

Por inundación, vecinos de Ecatepec tienen que gastar más para reabastecer servicios
(Foto: Tristan Velázquez, El Gráfico)
Al día 10/09/2021 15:37 Tristan Velázquez Actualizada 18:26
 

ESTADO DE MÉXICO.- Después de casi tres días bajo el agua, la inundación terminó para los habitantes de la colonia Polígono 3, en Ecatepec, sin embargo, no han encontrado la calma y continúa la desesperación. 

Las lluvias del pasado lunes les quitó todo; muebles, electrodomésticos y mercancía de algunos comerciantes se echaron a perder. 

Las calles lucen grises, hay charcos, marcas del agua en las paredes y las labores de limpieza corrieron por su cuenta, pues la ayuda nunca llegó. 

"Nos tienen olvidados, allá en el centro del municipio sí mandaron a las cuadrillas de bomberos, Protección Civil, incluso del Ejército, pero aquí...nada, ni siquiera se acercaron", comentó una vecina. 

La falta de mantenimiento y no encender a tiempo un cárcamo de la zona fue lo que les provocó la inundación, así lo aseguran. 

"Nunca nos habíamos inundado así, pero fue por eso, hay un señor que se encarga del cárcamo, pero ya que estaba todo el agua anegada lo internaron prender y se quemó", refirieron los afectados. 

Tardó casi tres días en que los niveles bajaran por sí solos, mientras, los vecinos se quedaron encerrados, algunos en las plantas altas de sus casas, sin luz, sin alimento, sin agua, y por si fuera poco, en medio del temblor. 

Hubo quienes no lograron salir al momento del sismo, y solo les quedó confiar en que se terminaría pronto, el agua que permanecía en sus casas no les permitió desalojar a tiempo. 

"Mi hijo está enfermo, no puede caminar y ahora con todo esto no sabíamos qué hacer, su cama se mojó, y durante el sismo no sabíamos cómo moverlo, fue un miedo terrible", relató la señora Juana Lozano. 

No obstante, pese a que perdieron todo, las personas tienen que seguir gastando los pocos ahorros que les quedan, pues aseguran que la reciente problemática acrecentó las que ya tenían. La falta de agua y no contar con el servicio municipal de recolección de basura. 

Son aproximadamente 160 pesos que desembolsan por cada mil litros de agua, la cual suele durar hasta tres días, pero ahora, con la limpieza que tienen que realizar por las inundaciones estiman que este gasto se multiplique. 

Además, el servicio privado de recolección de basura que entra a la colonia suele variar, según sea el tipo, o incluso el tamaño de las cosas que desechen. 

Los muebles que perdieron terminarán en el tiradero, lo cual calculan les genere otro gasto de hasta 200 pesos. 

"Estamos desesperados, ya no sabemos qué hacer, ahora sí nos pegó fuerte toda esta situación, necesitamos ayuda de las autoridades", enfatizaron. 

La resignación no termina, aunque cabizbajos, los habitantes esperan a que pronto se haga una evaluación de sus daños, con la esperanza de recuperar su patrimonio.

Comentarios