Indagarán a supuestos taxistas

Policía de Investigación continuará operativo contra agresores del STC Metro, en CDMX

La Policía de Investigación tiene la media filiación de tres personas que usan un auto de alquiler, según testimonios de víctimas

Policía Investigación Agresores Metro

Foto: Archivo El Gráfico

Al día 04/02/2019 10:21 Redacción Actualizada 10:21
 

Por: David Fuentes 

Con retratos hablados en mano, señas particulares e incluso tipo de celular que usaban, elementos de la Policía de Investigación (PDI) de la Procuraduría local, buscan a los hombres que, aparentemente, son responsables de intentar levantar a mujeres afuera de estaciones del Metro.

Afuera de las estaciones, elementos infiltrados en puestos ambulantes o como usuarios vigilan y observan a camionetas tipo SUV y taxis que, según denuncias de las víctimas, utilizan para subir a mujeres. 

Los agentes cuentan con una media filiación de los agresores, todos usan el mismo modus operandi: ubican a su víctima dentro del Metro y la siguen hasta acorralarla afuera, donde los esperan al menos dos cómplices.

Luego, por la fuerza la intentan subir a un taxi, que está plenamente identificado por las autoridades; esta unidad tiene placas de circulación A-3893C y como parte de la indagatoria se busca en Semovi si las placas son vigentes y, de ser así, ubicar al dueño para que explique quiénes quiseron levantar a una mujer el jueves pasado, pero gracias a la intervención de testigos el delito se frustró. Según la carpeta de investigación que la Procuraduría abrió —a la cual se anexaron cinco eventos— uno de los sospechosos opera en inmediaciones de la Línea 3 y lo han denunciado en la estación Zapata.

Tiene entre 20 y 25 años, de 1.60 de estatura, cabello rapado a los lados (teñido en lila y lo sujeta), se depila cejas, delgado, usa lentes de aumento y en el cuello tiene el tatuaje de un mandala. 

El jueves pasado, cuando intentó levantar, llevaba unos tenis Puma muy sucios y un celular iPhone.

La Procuraduría identifica al segundo sujeto —quien tomó de las piernas a la víctima— como un joven de 26 años, de 1.80 de estatura, rapado, delgado, ojos rasgados, nariz chata; se le apreció un rosario de madera y un reloj dorado grande.

Mientras que el chofer del taxi con placas A-3893C fue descrito como un señor de entre 60 y 65 años, robusto, de 1.60 de estatura, con barba, cabello entrecano. Todos traían un arete en la oreja izquierda.

En el caso más reciente, la mujer se percató de que un hombre la seguía dentro del Metro y al salir, la abrazó fuerte; un cómplice la tomó de los pies y un taxi se acercó, el chofer abrió la cajuela. Una testigo gritó por ayuda.

Comentarios