PELIGROSO

Piso de plaza comercial queda destruido tras caída de rayo, en Lomas Verdes del Edomex

Piso de plaza comercial queda destruido tras caída de rayo, en Lomas Verdes del Edomex
(Foto: Especial)
Al día 09/07/2021 12:27 Rebeca Jiménez Actualizada 13:50
 

ESTADO DE MÉXICO.- Tras la caída de un rayo en el centro comercial La Cúspide que ocasionó ruptura del piso y de cristales, dañando algunos negocios, es necesario que se revise la seguridad de esta plaza que es frecuentada por miles de personas, advirtió Rodolfo Navarrete, dirigente vecinal de La Concordia.

Autoridades de Naucalpan confirmaron la caída del rayo, por lo que Protección Civil realizó una inspección del lugar y descartó daños estructurales, aunque “desafortunadamente, la normativa no obliga a los edificios bajos contar con pararrayos”.

No obstante, La Cúspide fue construida en lo alto del cerro El Boludo de Lomas Verdes y es la estructura más alta de la zona, comentó el dirigente vecinal, quien reiteró la necesidad de revisar la seguridad de la plaza comercial, tras la caída del rayo porque quedaron cristales estrellados en la parte alta de los locales.

Tras este hecho y con las tormentas “ya da miedo dejar a los hijos ir al cine o a tomar un café” en esta plaza, aseveró.

Antes de que el rayo cayera, “vimos agua amontonada en una de las lonas tipo velero que sirven de techo en la plaza que, al caer al piso, también representa un peligro en esta época de lluvias atípicas y granizadas”, señaló.

SIGUE TRAGEDIA

“Empieza a llover y estamos solos, con el río crecido y azolvado, con riesgo de volver a sufrir otra inundación de aguas negras”, dijo Jorge Zea Alfaro, vicepresidente de colonos de Vergel de Arboledas, en Atizapán.

En este municipio, el último corte de casas dañadas por las trombas de esta semana supera las 310, con pérdida total de mobiliario e, incluso, daño en su estructura, detallaron autoridades municipales.

Vergel de Arboledas es una de las comunidades más afectadas y sus pobladores viven en zozobra. En “nuestra zona cero” hay 30 residencias con muros derribados, estructuras reblandecidas y pérdida total de más de 50 autos y mobiliario, contabilizó Jorge Zea en un recorrido realizado por EL GRÁFICO, donde familias todavía limpian lodo y tierra que quedó.

“Estamos con temor, dolor y en alerta por lo que ya sufrimos y ante el riesgo de nuevas inundaciones, empieza a llover y vea, estamos solos”, comentó otro dirigente

Comentarios