En la historia de México

Pancho Villa consideraba a la mujer como una carga en la batalla, según doctor en historia

Pancho Villa consideraba a la mujer como una carga en la batalla, según doctor en historia
El catedrático hace un estudio con base a documentos encontrados en archivos y fuentes inéditas
Iván Aguilera
21/11/2020 - 20:39

A Zacatecas, “Pancho Villa llegó a ver qué estaba pasando”, o al menos así lo cuenta José Enciso Contreras en un compendio de ensayos que realiza sobre el revolucionario y la División del Norte en aquella entidad, en los que destaca el papel de la mujer de esa época, entre otros temas.

El Doctor en Historia y encargado de la Unidad de investigaciones Histórico-Jurídicas del Poder Judicial del Estado de Zacatecas, hace un estudio con base a documentos encontrados en archivos y fuentes inéditas.
Uno de los temas poco explorados en la historia de México es el rol que jugaba la mujer en la División del Norte durante la Revolución Mexicana.

Y es que según platica José Enciso, la cantidad de mujeres que acompañaban a los soldados en dicho ejército, como mínimo, era el mismo número que el de los hombres, pues en aquel entonces los combatientes iban en campaña, es decir, eran asistidos por una mujer e incluso sus hijos.

“Podría ser su esposa o su querida, para que le ayudara con las cargas de alimentación, de aseo, etcétera. Es donde se ubica el nombre de las ‘soldaderas’, era casi un oficio”.

Pese a que los ejércitos modernos de esa época estaban conformados por hombres, en la División del Norte eran imprescindibles las mujeres.

Pero para Villa, las mujeres no eran consideradas como efectivos, sino como una “impedimenta”, ya que impedian el avance rápido del ejército, eso era una carga, pues su éxito se basaba en las movilizaciones militares de su caballería con los despliegues rápidos y golpes importantes, cosa que con las mujeres no podía hacer.

Villa tuvo que luchar con eso, incluso llegar a la violencia para que las mujeres no estuvieran cerca de su cuadro de combate, y es que algunos efectivos que llevaban a sus acompañantes, eran castigados.

Así como ellas, había otros sectores de mujeres que acompañaban a los ejércitos, tales como las “vivanderas”, que se dedicaban a dar de comer a los soldados en cualquier descanso que tuvieran durante su campaña militar.

Otras eran las “ametralladoras”, quienes brindaban servicios sexuales a los efectivos que no estaban acompañados, pero que los arriesgaban a contraer enfermedades venéreas.

“Los hombres sabían que tenían que llevarlas porque no sabían hacer guerra de otra manera, pero las mujeres debían estar lejos de la línea de combate, mientras más lejos, mejor,” José Enciso Contreras, doctor en Historia.

 

TUS COMENTARIOS