Música, refugio para peques

Niños acuden a clases de música para no caer en las drogas

edomex banda niños
En Sta. Ma. Totoltepec buscan erradicar vicios con instrumentos y partituras
Ximena García
13/09/2019 - 23:38

 TOLUCA.— La música, como decía el escritor Julio Cortázar, es alimento para el alma, sin embargo, los niños de Santa María Totoltepec han encontrado en ella algo más, una herramienta para enfrentar la ola de violencia que se vive en sus calles.

 Son pequeños entre seis y 14 años los que se refugiaron en la Banda Tradicional Infantil de Santa María Totoltepec. 

Con el proyecto pensado y dirigido por la maestra Hilda Saquicoray, encontraron un espacio contra las drogas, la violencia y las pandillas, en una de las colonias más inseguras de Toluca.

Hoy, el conjunto musical lo mismo se presenta en una escuela que en otros escenarios, pues con la dedicación que require ensayar tres veces a la semana han ligado poco a poco conocer y conquistar sus instrumentos.

 cuna de talentos. Los niños lo mismo tocan La Bamba —la más complicada a su parecer— que música clásica, y eso los ha ayudado a la transformación de su entorno.

“Practico lunes, miércoles y viernes. La canción más difícil que me ha tocado ensayar es La Bamba, pues necesita de mucha práctica, de mucho movimiento de vara y mucho aire, a parte de que la partitura es muy larga, de más de cuatro minutos”.

En ese sentido, Hilda Saquicoray declaró que se eligió Santa María Totoltepec como cuna del talento infantil, así como el conjunto habitacional Jesús García Lovera porque son puntos rojos en materia de inseguridad y la música puede encaminar mejor a los pequeños hacia una vida libre de violencia.

Los niños que acuden a sus clases gratuitas tres veces por semana de 16:00 a 19:00 horas, actualemente han logrando un nivel importante en la ejecución. 

Hhoy son más de 35 los que han encontrado en la música el alimento para su alma.

“Significa un logro, nunca había tenido un trombón o un instru- mento en mis manos, es algo impresionante. Me llena de emoción al tenerlo y tocarlo”

LuisFernando, trombonista de sólo 11 años 

 

 

TUS COMENTARIOS