EN ÁREA PROTEGIDA

Detectan 10 mil tomas clandestinas de agua potable en Cuernavaca

Detectan 10 mil tomas clandestinas de agua potable en Cuernavaca

(Foto: Carlos de la Fuente, El Gráfico)

Al día 22/06/2022 17:34 Carlos de la Fuente Actualizada 18:15
 

CUERNAVACA.- El alcalde de la capital de Morelos, José Luis Urióstegui, confirmó que en el municipio existe un problema de robo de agua potable, ya que se tienen contabilizadas por lo menos 10 mil tomas clandestinas.

Indicó que la zona de mayor conflicto en donde se han detectado esas tomas de agua ilegales es en el límite de Cuernavaca y Tepoztlán, donde al tratarse de una zona ecológica, ningún municipio puede dotar de agua a las colonias asentadas en esa zona.

Entonces, debido a que el ayuntamiento de Tepoztlán les negó el servicio, algunos optaron por las tomas clandestinas.

Lee también: Escasez de gasolina en Jiutepec y Cuernavaca es por la mala distribución, aseguran autoridades

Así que a través de mangueras, las personas han comenzado a conectarse a la red pública o a tomas de algunos vecinos y, de esa manera, logran obtener el líquido de manera ilegal, situación que ya se está investigando, afirmó el edil.

mor-tomas_clandestinas-02_140919824.jpg

En lo que respecta al grupo de la delincuencia organizada que presuntamente operaba dentro del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac), el alcalde aseguró que, hasta el momento, en lo que va de la administración no han detectado nada irregular, por lo que no descarta que autoridades anteriores pudieron haber usado ese pretexto para el desvío de recursos.

Asimismo, indicó que el Sapac no ha podido pagar la deuda de 298 millones de pesos que dejó la pasada administración, la cual encabezó Antonio Villalobos, a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Actualmente, se paga a la paraestatal solo por el consumo que se está generando mensualmente y es que las finanzas del organismo operador no han sido las mejores para reducir la deuda millonaria, pues existen varias fugas de recursos.

“Sapac ha estado realizando estudios sobre cuál es la capacidad en la necesidad de agua de gimnasios, escuelas, hospitales, plazas comerciales y comercios, para saber si el consumo que tienen registrado oficialmente coincide con el volumen del agua que deberían utilizar y, a partir de eso, detectar si hay una evasión”, dijo.

Lee también: Niña ve morir a su papá cuando la llevaba a la escuela en Morelos, asesinato fue veloz

Comentarios