Se sigue expandiendo

A más de un año del primer caso de Covid en México, el panorama sigue siendo devastador

A más de un año del primer caso de Covid en México, el panorama sigue siendo devastador
Así, surgió una ola de estrategias, casi todas improvisadas, casi todas queriendo atender la emergencia en cada rincón del orbe
cargaredaccion
04/03/2021 - 17:05

Al cumplirse un año del anuncio del primer caso en México y al revisar las cifras globales, el panorama es devastador: más de 2.5 millones de muertos y 115.1 millones de infectados. La pandemia del coronavirus sigue expandiéndose en el mundo.

Aunque el comienzo de la vacunación en diciembre de 2020, ha contribuido a disminuir el ritmo de expansión y reducir las cifras las últimas semanas, no a todos los países les ha ido bien, ni todos lo han enfrentado de la mejor manera.

A finales del 2020, diversos estudios y rankings surgieron y colocaron a las naciones del mundo en listas, según la manera cómo respondieron a la gravísima crisis que generó la expansión de la Covid-19 y en estas muestras, nuestro país, México, no ha quedado bien parado. 

DE ORIGEN OCULTO

Quizá el Covid había nacido ya en septiembre u octubre de 2019, pero debido a que en China la información es controlada por el Estado, y al hermetismo con la que normalmente se maneja, los datos sobre la enfermedad se desconocían o se sabía poco de ellos y parecía un brote aislado. Más personas requirieron ser hospitalizadas y las nuevas tecnologías de la información hicieron lo suyo, así, tal situación era difícil de ocultar; sin embargo, debido a que el país tenía convenios informativos sanitarios con organismos y con la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), se vio obligado a dar cuenta de ello.

Al extenderse la noticia de que había una enfermedad que causaba graves estragos y muertes desde China, este país reaccionó  de forma veloz, contundente y estricta. Prohibió la entrada y salida de la zona cero, ordenó un confinamiento total en el lugar y el cierre de sus fronteras a nivel sanitario, ejecutando un despliegue sorpresivo de recursos e infraestructura hospitalaria.

En particular, estas acciones fueron meros reflejos que el mundo comenzó a ver como posibles en sus propios territorios. Así, surgió una ola de estrategias, casi todas improvisadas, casi todas queriendo atender la emergencia en cada rincón del orbe.

IMPROVISADOS

Cada nación al ver llegar el problema a sus fronteras respondió de diferentes maneras y hoy es evidente que no hay una fórmula totalmente eficaz para encarar una pandemia. Pero se sabe que múltiples factores ayudaron de forma positiva a no sufrir el embate de la pandemia gravemente y otros factores impulsaron a ciertos países a padecer cientos de miles de muertes.

Países como Nueva Zelanda, Japón, Taiwán, Corea del Sur, Finlandia, Noruega, Australia y China, logran hoy los mejores puestos en el ranking de una mejor respuesta a la pandemia, no así naciones como México, Argentina, Perú, Bélgica y Chequia, que ocupan los últimos lugares en su respuesta a la resolución de problemas y muertes derivadas de la Covid-19.

BIEN APLICADOS

Las naciones con mejor estrategia se han caracterizado por un buen liderazgo político, con clara y efectiva comunicación. Crearon consejos sanitarios integrados por personajes multidisciplinarios, además de que llevaron a la práctica programas de rastreo y de pruebas masivas contundentes. El caso de Nueva Zelanda es el mejor ejemplo.

Esos países cuentan, de entrada, con un alto índice de desarrollo humano (es decir, sitúan a las personas en el centro del desarrollo, de su potencial y libertad para vivir la vida que valoran) y un destacado acceso sanitario.

Hoy, esos países casi viven en la normalidad a pesar de la expansión del virus, pero siguen actuando con responsabilidad, si es que el virus vuelve a amenazar. Pero principalmente, su éxito es porque se tomaron en serio la emergencia y, en segundo lugar, porque fueron eficientes y dispusieron de la mejor manera de los recursos que tenían.

REPROBADOS

En cambio, en las naciones ubicadas en las últimas posiciones, prevaleció no el liderazgo, sino el populismo, no la eficiencia, sino una preocupación por no perder el poder político; no la rapidez de respuesta, sino un manejo sin previsión e ineficiente. En estos países se generaron discusiones mediáticas que no eran de carácter científico o sanitario y sus consejos de expertos eran débiles o inexistentes. No prevaleció la contundencia, ni las decisiones determinantes, sino un titubeo constante en la acción.

En estos factores, México ha sido lento o ha faltado a ellos, como dejar las fronteras abiertas, una reacción de poca alerta y la falta de pericia en el manejo de datos científicos de la Covid-19, que lo llevó a la inmovilidad. Mientras otros países cerraban fronteras, imponían toques de queda y el uso obligatorio del cubrebocas, y al mismo tiempo dotaban a sus hospitales del equipo que preveía de primera necesidad, como ventiladores, camas, ropa especializada de protección y materiales para evitar contagios, nuestro país avanzaba torpemente y desplegaba excusas.

TRANCAZO

En cuanto al acceso sanitario, México había hecho, justo en el momento en que se extendía la Covid, un enorme recorte del 40% en el presupuesto dedicado a Salud e intentaba reconvertir el sistema sanitario, tras desaparecer el Seguro Popular y dar paso al Insabi.

Respecto a la calidad de vida y desarrollo humano, hay dos datos que destacan y por los cuales México no ha podido enfrentar mejor la embestida: la mayor parte de la población vive al día y no tiene seguridad social, ni un empleo fijo; y el otro, es que predomina la pobreza, asociada a la ignorancia y un acceso limitado a todos los recursos y bienes de salud pública.

GRINGADERAS

Un caso que es importante mencionar es el de Estados Unidos, siendo una nación con alta calidad de vida y alto desarrollo humano, no pudo enfrentar rápidamente el embate del virus. Su respuesta inicial fue minimizar la Covid-19, verla como un brote aislado y sobreestimar la capacidad de actuación hacia la enfermedad y luego, un tambaleante liderazgo político que se dedicó a buscar culpables y señalar a otros por la propagación de la enfermedad, incluso llegó a llamarlo “el virus chino”, de forma racista y denigrante.

En el ranking de manejo de la pandemia, EU ocupa hoy el lugar 18, pues el despliegue de recursos lo sacó a flote, y en últimos meses, avanza a pasos agigantados en el tema de la vacunación y el uso del cubrebocas, tomando las riendas de una verdadera estrategia.

DURO APRENDIZAJE

La lección de este desafío mundial es que quien lo hizo mejor es el que tuvo la capacidad de ver hacia el futuro, de prever, de ponerse delante del virus y captar lo que su población necesitaba en ese momento, en esta batalla crucial.

El video con el que Yosstop se burló de menor de edad tras su violación; tiene denuncia por posesión de pornografía infantil y violación equiparada

Publicado por El Gráfico en Jueves, 4 de marzo de 2021

 Asesinan a señora cuando iba a cobrar 180 mil pesos que le debía su inquilino, en Ciudad de México

Publicado por El Gráfico en Jueves, 4 de marzo de 2021

#VIDEO Furiosa, la conductora Andrea Legarreta responde tras declaraciones de Erik Rubín sobre su pasado sexual

Publicado por El Gráfico en Jueves, 4 de marzo de 2021

 

TUS COMENTARIOS