En el Día Internacional de la Mujer

Más de 80 mil asistentes en una protesta de más de ocho horas, en la CDMX

Más de 80 mil asistentes en una protesta de más de ocho horas, en la CDMX
Miles de mujeres indignadas por la violencia marcharon para exigir justicia, seguridad, respeto y respuesta de las autoridades
Redacción
09/03/2020 - 08:26

Por primera vez desde que en México se realiza la marcha por el Día Internacional de la Mujer, las calles del Centro de la Ciudad de México se inundaron de manifestantes que exigieron al Estado mexicano garantía de justicia, seguridad y respeto, así como un alto a la violencia de género.

Durante más de ocho horas,  miles de mujeres, niñas, niños y hombres —unos  por su cuenta y otros agrupados en alguno de los 70 contingentes—  desbordaron la vía pública, del Monumento a la Revolución hasta el Zócalo capitalino. Los dos kilómetros y medio que hay entre ambos sitios  se vistieron de los colores verde y morado, distintivos de los movimientos  proaborto y feminista, respectivamente.

UNA SOLA VOZ. Integrantes de  pueblos indígenas, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), estudiantes,  mujeres de la tercera edad y personas con discapacidades, entre otros asistentes, gritaban, aplaudían, exigían justicia, igualdad y pronta respuesta de las autoridades mexicanas contra la violencia de género.

Aunque el gobierno capitalino —que reportó 80 mil asistentes— cubrió monumentos, comercios y edificios,   algunos manifestantes los intervinieron y los usaron para plasmar sus mensajes. 

La estatua de Madero, en la Alameda Central y una escultura del Palacio de Bellas Artes fueron pintadas  y martilladas por mujeres encapuchadas, lo mismo hicieron con el edificio del Banco de México.

Los colectivos también  derribaron  las vallas en la calle 5 de mayo y  en la Catedral Metropolitana  se enfrentaron con un grupo que se manifestaba contra el aborto.  En el Zócalo  lanzaron bombas molotov, derribaron las  protecciones  de Palacio Nacional  y pintaron el portón.

El inicio del mitin  no podía esperar a la llegada de los últimos contingentes,  por lo que algunos familiares de víctimas de feminicidio y desaparición forzada  exigían  justicia y ver a los huérfanos  a causa de esos delitos.

“Nadie  puede entender el dolor de una hija, de una madre, de una hermana”, señalaban las mujeres que tomaron el micrófono,  mientras las autoridades    intentaban  contener a las encapuchadas.

“Le decimos al Presidente [Andrés Manuel López Obrador] que las víctimas tienen nombre y  familiares”, gritaba otra mujer.

Aunque quienes  encabezaban el mitin afirmaron no ser violentas y pidieron no realizar actos vandálicos, también llamaron  a no reprimir a las asistentes.

“¡Con falda o pantalón, respétame,  editor!”,  clamaron  decenas de integrantes de la organización  de Periodistas Unidas Mexicanas (PUM),  quienes  pidieron que en el país  se haga mejor periodismo, con perspectiva de género, respetando a las víctimas de los delitos y leyeron un panfleto con sus exigencias a los medios de comunicación.

Entre los lesionados  hubo cuatro mujeres policía, cuatro reporteras gráficas, una de ellas de esta casa editorial; una integrante del contingente, una de las brigadas observadoras y otras más. 

Durante el mitin, sonaron las canciones ‘Un violador en tu camino’,  y ‘Sin Miedo’, de Vivir Quintana.

Al término de la protesta, que duró cerca de ocho horas, las participantes de la movilización colocaron sus pancartas en el enrejado del Templo de San Felipe Neri La Profesa, con mensajes como: “En México es normal ser violada, acosada y asesinada”, “Quiero caminar sin miedo” y  “Disculpen las molestias, nos están matando”. 

Con información de Diana Lastiri, Alejandra Canchola, Teresa Moreno, Alexis Ortiz, Susana Zavala y Carina García

 

TUS COMENTARIOS