PARA FESTEJAR A LOS DIFUNTOS

Marcos fusiona la cantonería con el amaranto para crear novedoso arte, en Morelos

artesano marcos pablo ordónez tradicional cantonería semillas amaranto arte novedoso día de muertos
El mayor número de comercios productores de amaranto se encuentran en el poblado de Huazulco en donde estuvo trabajando durante varios años, aproximadamente unos cuatro
Xavier Omaña
05/09/2019 - 17:03

El festejo del Día de Muertos se encuentra muy cerca y por ello es que un hombre que trabaja la semilla del amaranto, ha encontrado una novedosa forma de expresar su arte.

Rostros de calavera, demonios o divertidos personajes, son las creaciones que Marcos Pablo Ordóñez ha convertido en fabulosas máscaras. 

cambió de arte. Este hombre llegó a Temoac hace varios años, buscando trabajo en la elaboración de dulces de alegría, hechos de amaranto, pero poco tiempo después decidió cambiar de profesión e incursionó en la cartonería, en la que lleva cinco años. 

“Hacemos varios diseños, empecé primero haciendo un chinelo de cartón de gran tamaño, al segundo año hicimos en el taller samuráis y en el tercer año hicimos unos rostros y unas máscaras de calaveritas”. 

Pero en este 2019, combinó el arte del amaranto con las típicas calaveritas de Día de Muertos, que para él y los trabajadores del taller en el que labora, es un tema muy novedoso. 

“Estamos ya trabajando sobre el Día de Muertos, para combinar la cartonería con el amaranto, que representa un poco de todo lo que tiene el municipio, que es mezclar lo que nos reconoce como municipio, que es el amaranto”. 

El mayor número de comercios productores de amaranto se encuentran en el poblado de Huazulco en donde estuvo trabajando durante varios años, aproximadamente unos cuatro. 

“Primero se moldea la figura de una calavera, ya después se mezcla engrudo, papel, puede ser desde papel periódico, estraza o craft, dependiendo la economía de las personas; se comienza a pegar y después se deja en reposo, se saca del molde, se une, porque se cortan alunas partes y luego se afina tallando el material, para que no quede tan rústico”. 

Y entonces, dependiendo del gusto de cada persona, se coloca el amaranto y se pinta de colores. No es comestible y cada máscara tarda en armarse hasta una semana. 

Las que ya han hecho para la temporada de Día de Muertos, van a poder ser presentadas antes, el domingo 8 de septiembre, cuando se realice en Temoac, la tradicional mojiganga, que es un desfile de muñecos enormes que se lleva a cabo para anunciar la llegada de la fiesta patria. Un día antes se realizará la misma actividad en el municipio de Jantetelco. 

La Secretaría de Cultura del Estado de Morelos prevé la participación de más de 30 comparsas que participarán en ambas localidades. 

 

TUS COMENTARIOS