EN TRES AÑOS DEL SEXENIO DE EPN

La Sedena de Cienfuegos no operó en 3 años en bastión del grupo criminal H-2, en Nayarit

La Sedena de Cienfuegos no operó en 3 años en bastión del grupo criminal H-2, en Nayarit
Además, durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto sólo se registraron ocho ataques contra las Fuerzas Armadas en ese estado
Alexis Ortiz
18/10/2020 - 13:33

Durante tres años —2014, 2015 y 2016—, el Ejército mexicano no reportó enfrentamientos con la delincuencia organizada en el estado de Nayarit, entidad donde operaba la célula delictiva del H2. 

De acuerdo con autoridades de Estados Unidos, el cártel era protegido por el exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda. 

Datos de la dependencia, obtenidos vía transparencia, muestran que de los mil 688 ataques que hubo entre el Ejército y grupos criminales durante la gestión de Cienfuegos Zepeda, menos de 0.5% tuvo lugar en territorio nayarita. 

Además, durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto sólo se registraron ocho ataques contra las Fuerzas Armadas en ese estado. 

ALINEADO

En 2013 ocurrieron tres agresiones contra militares y otras cinco entre 2017 y 2018.

Además, los ataques contra el Ejército en esa entidad disminuyeron 73% en el sexenio pasado, respecto al de Felipe Calderón.

Durante el sexenio del panista, el Ejército logró la detención de 34 de sus agresores y abatió a 52, mientras que en la administración de Enrique Peña Nieto sólo capturó a dos y asesinó a uno.

La Administración de Control de Drogas (DEA) detuvo el jueves pasado a Cienfuegos Zepeda, a quien se le acusa de narcotráfico y lavado de dinero. 

Autoridades estadounidenses consiguieron indicios respecto a que el exfuncionario, a cambio de sobornos, se aseguró de que no hubiera operaciones militares en contra del grupo H2.

También inició operativos militares contra las organizaciones rivales de esa banda, localizó transporte marítimo para traficar droga y ayudó a que el H2 extendiera su dominio en Sinaloa.

HACIA OTRO LADO

Mientras en Nayarit, el Ejército se mantuvo alejado de agresiones, la lucha contra el narcotráfico se concentró principalmente en Tamaulipas, donde los militares padecieron 982 ataques entre el 2013 y 2018.

Guerrero fue la segunda entidad donde el Ejército sufrió más agresiones, con 140 casos; le siguieron Michoacán con 108; Sinaloa con 103: Chihuahua con 49; Zacatecas con 37; Jalisco con 36; Estado de México con 33; Sonora con 32, y Veracruz con 31.

 

 

TUS COMENTARIOS