bien ‘applicados’

Jóvenes crean aplicaciones y videojuegos para rescatar lenguas indígenas en Edomex

Jóvenes lenguas indígenas Edomex
Desarrollan juegos y programas para enseñar otomí y mazahua
Claudia González
15/10/2019 - 21:05

Ante la inminente pérdida de idiomas como el otomí, mazahua, tlahuica y otros originarios de las cinco etnias que habitan en el Estado de México, dos grupos de jóvenes desarrollaron aplicaciones y juegos de video que pretenden facilitar su aprendizaje y con ello rescatarlas del olvido. 

En el caso de OTOMAPP, tres estudiantes de Ingeniería en Sistemas Computacionales comenzaron con el desarrollo de un juego para teléfonos celulares, porque Miriam López, originaria del municipio de Amanalco, identificó que los jóvenes de su localidad dejaron de hablar otomí. 

En esta comunidad, detalló, hay 150 personas que hablan el otomí del total de los habitantes, todos adultos mayores, pero no lo saben escribir, y el problema, dicen, es que sólo ese sector de la población lo conocen y no lo fomentan en las nuevas generaciones porque no existe una guía educativa. 

“Mi bisabuela lo habla, aunque se comunica también en un español medio, yo no entiendo su lengua original. Mis tías algunas saben palabras aisladas, pero nadie puede hablar fluido como lo hace ella, no sabemos y muchas veces dejamos de usarlo porque otros te hacen burla”, platica. 

Fue así que junto con sus compañeros Reina González Cerezo y Juan Andrés Bucio Saavedra, ideó una aplicación con la que puedan aprender a pronunciar los colores, animales, prendas de ropa y números. 

RECURSOS

Ya hicieron pruebas en niños e intentan mejorar las interfaces, pero les hacen falta recursos, pues los equipos que tienen no cuentan con las características que necesitan, además deben obtener asesoría de otro tipo que es costosa. 

El juego consta de un avatar que identifica al usuario, quien transita por cuatro módulos en donde inicialmente hay un tutorial que muestra una foto del animal, la palabra en otomí escrita y en audio, además de en español.

TUS COMENTARIOS