aniversario luctuoso

José Emilio Pacheco: 6 años viviendo la muerte de un grande de la literatura

José Emilio Pacheco: 6 años viviendo la muerte de un grande de la literatura
A lo largo de su carrera como escritor exploró la poesía,la traducción, el ensayo, el artículo, el teatro y la novela, siendo esta última la que mayor reconocimiento tiene entre sus lectores
Redacción
26/01/2020 - 13:30

José Emilio Pacheco fue víctima de un paro cardiorespiratorio a los 74 años: “dejó la pluma y se acostó a dormir, pero ya no despertó”, así confirmó la noticia Laura Emilia Pacheco, su hija.

A lo largo de su carrera como escritor exploró la poesía,la traducción, el ensayo, el artículo, el teatro y la novela, siendo esta última la que mayor reconocimiento tiene entre sus lectores. En sus textos era palpable el interés que tenía acerca de la muerte, las relaciones afectivas, el tiempo y las singularidades de la vida, que a pesar de ser descritas con sencillez, resaltaban siempre la complejidad del contexto político, social y cultural de México y el mundo.

José Emilio Pacheco Berny nació en la ciudad de México el 30 de junio de 1939 y a muy poco tiempo de haber comenzado a vivir, aprendió a leer y escribir, pues con tan sólo 3 años su atención ya estaba puesta en las letras y el papel. Emilio estudió la preparatoria en el Centro Universitario de México, periodo en el que incursionó en la poesía. Posteriormente abandonó la carrera de Derecho para estudiar Filosofía y Letras en la UNAM.

Aún siendo universitario, aparecieron sus primeras colaboraciones con la revista Medio Siglo y tiempo después se unió a la dirección del suplemento Ramas Nuevas de la revista Estaciones, ahí fue en donde conoció al cronista de México, Carlos Monsiváis, con quien también escribió para la Revista de la Universidad y por si fuera poco, fue jefe de redacción del suplemento México en la Cultura junto a Fernando Benítez.

Además, fue secretario de redacción de México en la cultura en el último año del periódico Novedades. También integró las filas de la Academia Mexicana de la Lengua y El Colegio Nacional de México, sitio en donde fue velado. Del mismo modo, fue distinguido por el Departamento Español de la Universidad de Maryland y en 2010 fue merecedor del título Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de México.

El poeta tomó cursos con José Enrique Moreno de Tagle y ahí fue cuando en su lectura se cruzó con autores como Jorge Luis Borges y Alfonso Reyes. Poco tiempo pasó para que Emilio tuviera el mismo reconocimiento que los anteriormente mencionados, pues a los 20 años publicó su primer cuento: “La sangre de Medusas”.

En 1957 impartía talleres de literatura en la Casa del Lago, ahí formó parte del grupo Poesía en Voz Alta y compartía el espacio junto a Alfonso Reyes, José de la Colina, Elena Garro, etc. Para 1966 publicó su primer libro de poemas: “Los elementos de la noche” y el texto de cuentos: “El viento distante. El reposo del fuego”.

Entre los galardones más reconocidos del autor están: Magda Donato (1967), Xavier Villaurrutia (1973), el Nacional de Periodismo (1990), el Nacional de Ciencias y Artes en el campo de la Lingüística y Literatura (1992), El Miguel de Cervantes (2009), por el que recibió 125 mil euros que decidió donar para la construcción de clínicas y hospitales; el Octavio Paz (2003), el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2009) y el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2004). Premios que significan su vasta obra literaria junto al hecho de pertenecer a la llamada Generación de los 50, de la que también eran parte Sergio Pitol, Monsiváis y Juan Vicente Melo.

A pesar de que José Emilio se sumergió ampliamente en la poesía escribiendo rimas como: Memoria, Idilio, Presencia, Mar eterno, Lluvia de Sol, y los poemarios: No me preguntes cómo pasa el tiempo, Los trabajos del mar y Miro la tierra, Pacheco es más recordado por novelas como: Las batallas en el desierto y El principio del placer.

 

TUS COMENTARIOS