HAY DE HASTA DOS METROS

Increíbles piñatas artesanales son elaboradas por el talento de artesanos mexiquenses

Piñatas épocas decembrinas
Las de gran tamaño le llevan hasta una semana en su creación y son solicitadas por algunos restaurantes o comercios que buscan adornos para la próxima temporada decembrina
Xavier Omaña
19/11/2019 - 18:30

CUERNAVACA.— Hace 35 años la señora María Luisa Alvarado Ortega, vecina del poblado de Acapatzingo, aprendió a hacer piñatas de barro, pero apenas hace ocho inauguró, por fin, su negocio en la avenida Gustavo Díaz Ordaz.

Ella aprendió gracias a sus papás, pero quien le enseñó a toda la familia fue un vecino que trabajaba en el mercado “Adolfo López Mateos”.

“La señora con la que mi vecino trabajaba le enseñó a los muchachos a aprender y él nos transmitió eso; nos sugirió que hiciéramos las piñatas porque en esa época se vendían muy bien y pues él fue quien le pasó la idea a nuestros papás y ellos a nosotros (sus hijos)”, explica.

María Luisa vendió piñatas con sus familiares durante 27 años, pero hace ocho decidió poner su negocio porque realmente le gustaba elaborarlas, además de que quería emplearse en algo. Poco a poco fue innovando, en un principio las piñatas eran sólo de barro y ahora solamente ocupa papel.

“Conforme nos pida el cliente nos vamos adaptando, pero también desarrollamos ideas de nosotros. Una piñata tradicional (estrella de siete picos) demora un día y medio, por el tiempo de secado y preparar todo. Una de las piñatas que más me han gustado son las monumentales de hasta dos metros y medio”, dice.

Las de gran tamaño le llevan hasta una semana en su creación y son solicitadas por algunos restaurantes o comercios que buscan adornos para la próxima temporada decembrina.

María Luisa ha ganado incluso algunos reconocimientos en eventos convocados por el ayuntamiento y ahora, sus hijos han comenzado a involucrarse en el negocio y espera que sigan con la tradición. 

 

TUS COMENTARIOS