EN CONFINAMIENTO, SUBIERON HASTA 8 KILOS

Especialista asegura que cada vez más jóvenes están en riesgo de padecer diabetes en México

Especialista asegura que cada vez más jóvenes están en riesgo de padecer diabetes en México

Foto: Archivo El Gráfico

Al día 14/05/2021 21:49 Ximena García Actualizada 14:56
 

TOLUCA, ESTADO DE MÉXICO.– La pandemia ha dejado estragos en casi todos los ámbitos, desde lo económico hasta en la salud; uno de ellos ha sido el aumento de peso pues, en promedio, las personas en confinamiento subieron 8.5 kilos.

De acuerdo con información del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), esto ha generado que el rango de edad para padecer diabetes haya bajado de 50 a 40 años, y, con ello, el riesgo de muerte.

De acuerdo con especialistas, el hecho de que México sea el país con mayor incidencia de obesidad infantil, ha condicionado la salud de muchos jóvenes, aunado al sedentarismo y al exceso en el consumo de calorías.

La falta de ejercicio, mala alimentación y la poca higiene mental que la pandemia ha dejado, también se tradujeron en un aumento en los casos de diabetes juvenil que, hasta hace pocos años, se debía a factores genéticos y no se consideraba una comorbilidad de la obesidad.

Sin embargo, hoy día se ha demostrado que el exceso de tejido adiposo está intrínsecamente relacionado con la diabetes mellitus.

De acuerdo con Minerva Hernández, investigadora de la Facultad de Medicina de la UAEM, este escenario se presenta cuando en México el 75% de los adultos mayores de 20 años padece sobrepeso u obesidad, siendo ésta última un factor de riesgo para desarrollar ciertas comorbilidades como la diabetes tipo 2, hipertensión, apnea del sueño y dislipidemia (trastornos en los lípidos en sangre).

“Cerca del 75% de las muertes en México son atribuibles a enfermedades crónicas no transmisibles, como la obesidad y la DT2, padecimientos que son responsables por el 25% del total de las defunciones en el país”, señaló la especialista.

Uno de los principales enemigos de la buena alimentación son los alimentos fritos, galletas, pastelillos y bebidas azucaradas, presentes en la dieta habitual de los mexicanos, ya que liberan dopamina en el cerebro, generando una sensación de felicidad o plenitud, pero no son nada saludables, especialmente para los niños.

PUROS MALES

La obesidad y el sobrepeso son el precedente de enfermedades crónicas como hipertensión, daño en el sistema óseo en rodillas y vértebras, así como cáncer de mama y colon.

EL DATO

PROBLEMA DE PESO

Actualmente, personas obesas menores de 40 años tienen mayor riesgo de tener diabetes; hace unas décadas, la mayor morbilidad de la enfermedad se observaba en mayores de 50 años.

Comentarios