ENIGMAS

¿Sería peligroso? Esto podría pasar si contactáramos a seres de otros planetas

¿Sería peligroso? Esto podría pasa si contactáramos a seres de otros planetas

(Foto: Especial)

Al día 24/04/2022 12:15 Yohanan Díaz Vargas Actualizada 17:38
 

Existe un eterno debate entre los partidarios de enviar señales al espacio que puedan ser interpretadas por hipotéticas civilizaciones extraterrestres o aquellos que opinan que es un peligro hacernos visibles ante entidades que, muy posiblemente, sean superiores intelectualmente a nosotros y pretendan, por ejemplo, esclavizarnos.

Uno de los mayores defensores de esta última postura fue el astrofísico Stephen Hawking, quien aseguraba que los humanos debían evitar mantener contacto con alienígenas ya que podría darse el caso de que hicieran “una incursión en la Tierra para proveerse de recursos e intentar colonizar nuestro planeta”.

Con todo, se siguen dando los proyectos científicos que buscan enviar mensajes en busca de una respuesta extraterrestre. El último de ellos es ‘Faro en la galaxia’, del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA. 

Liderado por el investigador Jonathan Jiang, han resumido en un documento de 13 páginas su propuesta de mensaje para enviarla al espacio en busca del contacto con otros seres evolucionados que pudieran existir. 

Han decidido realizar este trabajo para actualizar el llamado ‘Mensaje de Arecibo’, que fue lanzado al espacio en noviembre de 1974 desde el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico en dirección al borde de la Vía Láctea. 

Según los autores pretendían que llegará a más de 25 mil años luz de nosotros para que alguna forma de vida extraterrestre pudiera conocernos. El mensaje fue diseñado por el astrónomo Frank Drake y Carl Sagan. 

En 1979, bits expresaron información esencial sobre la humanidad a través de dibujos que contienen datos como las moléculas de ADN, esenciales para la vida; la humanidad o el sistema solar. Recogiendo el legado del mensaje de Arecibo, este nuevo proyecto de la NASA propone un nuevo mensaje en los que, afirman, deben aparecer conceptos básicos como las matemáticas, la química o la biología. 

Este nuevo mensaje, según sus autores, debería ser enviado entre marzo y octubre, que es la época más propicia para que vaya en dirección al centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, que es donde pretenden enviarlo. El mensaje debe ser una imagen pixelada, expresada en código binario (unos y ceros), como en el de Arecibo. 

Tiene que comenzar con un número primo, porque esto indicaría al receptor que su origen es artificial. Además se muestran operaciones matemáticas básicas y elementos como átomos o el concepto de “tiempo”.

En ese código binario también mostrarían la tabla periódica de los elementos y la estructura del ADN, así como una imagen del ser humano; otra de la Tierra, nuestro planeta, y también del sistema solar.

Este dato es uno de los más polémicos, ya que muestra nuestra posición exacta en la galaxia, así como la frecuencia de radio con la que podrían contactarnos y contestar el mensaje. 

Muchos se oponen a que revelemos nuestra ubicación por si el receptor del mensaje fuera hostil. 

Con todo, los autores del trabajo proponen los dos telescopios que podrían enviar el mensaje: el Allen Telescope Array, en California; o el radiotelescopio esférico FAST, de China.

Comentarios