fue el municipio más dañado

A dos años del sismo, damnificados en Jojutla aún esperan la reconstrucción de sus hogares

desamparo reconstrucción casas damnificados jojutla reconstrucción sismo daños sismo 19-s sismo morelos
En espacios reducidos, sin baño, con escasos muebles, a veces con frío o calor, así han pasado dos años sufriendo las carencias de no tener un hogar
Xavier Omaña
19/09/2019 - 09:36

En este municipio todavía se percibe un ambiente de tristeza a dos años del sismo del 19 de septiembre de 2017. 

Y es que aquella tarde, la vida de muchos habitantes cambió, algunos lo perdieron todo, sus casas se desplomaron frente a sus ojos, otros vieron morir a sus seres queridos y unos más salieron de entre los escombros para seguir luchando.

A dos años, hay muchos que siguen esperando, en casas improvisadas o carpas, ayuda para reconstruir sus viviendas; uno de ellos es el señor Antonio Valle, habitante de la colonia Emiliano Zapata.

“Yo quedé debajo de los escombros y busqué la forma de salir; cuando salí, escuché gritos de una muchacha que pedía ayuda”, dice.

Antonio logró rescatar a la joven y ayudó a cinco más, después de su heroísmo se instaló en una carpa con su esposa en la que permanece desde entonces. Perdió su empleo y ahora deambula por las calles de Jojutla arreglando bicicletas.

En espacios reducidos, sin baño, con escasos muebles, a veces con frío o calor, así han pasado dos años sufriendo las carencias de no tener un hogar. 

Tomasa Irasoque Adán tuvo que instalar un baño en su carpa. Después del sismo enfermó y dejó de caminar. Ella recibió casi cien mil pesos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), pero no sabe qué hacer con el dinero, es poco y no le alcanza para reconstruir su vivienda, además las fuerzas le faltan para seguir adelante; hace unos meses su esposo falleció con la esperanza de volver a levantar su casa como hace 30 años.

“Me enfermé, ya no podía caminar, ha sido un poco tremendo la verdad, sin poder moverme, ir aquí y ahí, sin poder decirles, ayúdenme”.

EXCLUIDOS

Después del sismo muchas familias abandonaron sus viviendas y se fueron a vivir con familiares o a rentar fuera de Jojutla, todavía con el trauma del terremoto. Se refugiaron con quien les extendió la mano y tardaron en volver a la “zona cero”.

Así que cuando el personal del Fonden recorrió la zona siniestrada, ya no los tomó en cuenta para el censo de afectados.

Entonces pasó el primer año y, pese a que sus viviendas registraron daño total, nunca les cambiaron su estatus. Por seguridad demolieron sus casas, pero no aparecieron en las listas para reconstrucción total. Lucharon durante varios meses, pero la respuesta fue que debían aguardar.

La Dirección para la reconstrucción del municipio de Jojutla estima que existen alrededor de mil 685 familias en esa condición y ahora tendrán que esperar un año más.

Esas familias fueron inscritas en el Fideicomiso “Unidos por Morelos” que creó el gobierno de Graco Ramírez, pero los damnificados consideraron que el plan no sirvió de nada, pues el máximo de apoyo que podían recibir en material eran 30 mil pesos.

Muchos lo aceptaron y les entregaron bultos de cemento que se echaron a perder y tabiques que siguen apilados sin ser usados, pues lo que se requería también era mano de obra que al cabo de dos años no han podido pagar.

Ahora se sabe que “Unidos por Morelos” está envuelto en irregularidades, ya que el gobierno anterior simuló dar apoyos, caso que ya se encuentra en investigación.

A dos años los damnificados esperan que esta situación cambie y se les entregue el apoyo que necesitan para recuperar sus casas y sus vidas.

 

TUS COMENTARIOS