ESTÁN EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Destacan la importancia de los murciélagos para impulsar su conservación, en Morelos

Contrario a la creencia, los murciélagos aportan beneficios ecológicos, sólo que no se ven porque su trabajo es nocturno

murciélagos conservación especia peligro de extinción importancia polinización morelos

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Al día 07/10/2019 21:05 Xavier Omaña Actualizada 21:05
 

México es el quinto país en el mundo con el mayor número de diversidad de especies de murciélagos, pues existen en todo el territorio 138 de las mil 300 que hay en todo el planeta. Morelos alberga 56, principalmente en la Sierra de Huautla, en la “Cueva del Salitre”, en Tlaltizapán y en la “Cueva del Diablo”, en Tepoztlán. 

Sin embargo, una de estas especies está en peligro de extinción. Se trata del “leptonycteris”, mejor conocido como murciélago mayeguero menor (por comer y polinizar al maguey). 

Y es que por su aspecto y desconocimiento de su labor algunos habitantes acuden a las cuevas a prenderles fuego o lanzar cohetes para ahuyentarlos, creyendo que pueden ser nocivos para su ganado o la salud, aseguró la bióloga de la UAEM, Alejandra Ramírez Mendoza.

“Los murciélagos son muy importantes en el ecosistema, controlan plagas, dispersan semillas y polinizan muchas plantas y flores. Si estos animales desaparecieran, dejarían de existir muchas cosas; no tendríamos productos como tortillas, ropa de algodón, porque comen a los insectos que atacan a las plantas de algodón o, incluso, no tendríamos tequila, porque también se encargan de esa polinización”, indica la bióloga, quien forma parte del equipo de conservación de estos animales.

Otras frutos de los que se encargan son de la guayaba, la pitaya, el chico sapote, higo, papaya, entre otros.

“Son los amos de la noche, a veces no percibimos los beneficios ecológicos porque trabajan de noche y son igual de importantes que las abejas o mariposas; incluso ellos comen mosquitos del dengue o el zika”, añade.

PURA FALSEDAD

Explicó que existen muchos mitos alrededor de los murciélagos, como que pueden atacar al hombre o chupar la sangre de los animales; sin embargo, sólo tres especies se alimentan del fluido y lo hacen de animales viejos o enfermos.

Ramírez Mendoza dice que no son agresivos y tampoco transmiten rabia como se cree.

“Si alguna vez encuentras un murciélago, en casa o en jardín, podemos ayudar no matándolos, quizá están ahí porque iban detrás de un insecto; lo que podemos hacer es dejar la ventana abierta para que salgan. La gente debe darse cuenta de los beneficios que ellos nos proporcionan”.

Comentarios