En Toluca

Desalojan a comerciantes de temporada, en Jardín Zaragoza; sí tenían permiso

"No se vale, yo tenía todo mi capital en esa mercancía. No me quedé ni con un cinco. Las cochinas ventas estaban para llorar y ahora nos hacen esto", lamentó Guadalupe, entre lágrimas

desalojan comerciantes toluca jardín zaragoza
(Foto: Archivo, El Gráfico)
Al día 16/12/2019 19:30 Alma Ríos Actualizada 19:31
 

Inspectores del gobierno municipal y elementos policíacos madrugaron para desalojar a más de 300 comerciantes de temporada del Jardín Zaragoza y la Plaza Ángel María Garibay, pese a que contaban con permiso para trabajar en la zona.

Entre la 1:00 y 2:00 de la mañana, más de 170 verificadores  y más de 120 policías municipales  arribaron al Jardín Zaragoza para retirar a 80 puestos,  en su mayoría de adultos mayores que tienen más de 50 años en el negocio.

Los afectados denunciaron que en el operativo  hubo abuso de autoridad por parte de los uniformados e inspectores, pues señalaron que con lujo de violencia destrozaron 80 puestos semifijos, además de llevarse algunas de sus pertenencias y golpear a tres civiles.

"Hubo un desalojo bárbaro que no nos merecemos. A varios compañeros les robaron el celular, a algunas señoras les pegaron, se llevaron nuestra mercancía, todos los puestos, a un joven que no tiene ni 18 años lo masacraron", denunció Guadalupe, una de las afectadas.

"No se vale, yo tenía todo mi capital en esa mercancía. No me quedé ni con un cinco. Las cochinas ventas estaban para llorar y ahora nos hacen esto", lamentó Guadalupe, entre lágrimas.

El Jardín Zaragoza amaneció lleno de Niños Dios y nacimientos de barro rotos, cajas de cartón, estructuras, y plásticos tirados. Mientras la Plaza Ángel María Garibay permaneció rodeada de vallas.

En protesta, los comerciantes bloquearon la circulación vehicular sobre las avenidas Hidalgo y Rayón frente al Centro Cultural Toluca, y advirtieron que interpondrán una queja ante la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de México.

Los directores de Desarrollo Económico y de Gobierno, Luis Felipe García Chávez, y Josué Negrete Gaytá, respectivamente, explicaron que el ayuntamiento dio 330 permisos para que los vendedores de temporada se pudieran instalar en la Plaza Ángel María Garibay, pero algunos de ellos no acataron las reglas y se instalaron en espacios no autorizados.

Argumentaron que esta situación generó un conflicto entre los mismos comerciantes, por lo que se determinó revocar los acuerdos y retirar a todos los vendedores mediante un operativo que -señalaron- "fue legal".

Contrario a esta versión, los comerciantes aclararon que ellos contaban con la autorización del director de Desarrollo Económico para permanecer en el Jardín Zaragoza mientras conseguían instalarse en la Plaza Ángel María Garibay donde, por el momento,  ya no habia lugar para ellos. Pero las autoridades no respetaron el acuerdo.

El gobierno municipal sentenció que ya no habrá  permisos para vender  en ambos sitios y les ofreció a los inconformes su reubicación en el predio ubicado entre las avenidas Carranza y Las Torres o bien, en un terreno localizado en la avenida López Portillo.

Comentarios