QUÉDATE EN CASA, SI TE ES POSIBLE

Cuida estos detalles en tus cubrebocas y ojo con la forma en que los esterilizas

Cuida estos detalles en tus cubrebocas y ojo con la forma en que los esterilizas
Depende del tiempo de exposición, pero se requieren unas mil partículas virales para infectarse
Redacción
13/08/2020 - 11:48

En la ‘nueva normalidad’, no abandones el uso de cubrebocas ni el margen mínimo de 1.5 metros entre personas, pues el SARS-CoV-2 se transmite por “pequeñas gotas que viajan en el aire al hablar, exhalar, toser o estornudar. 

Depende del tiempo de exposición, pero se requieren unas mil partículas virales para infectarse”, detalla la doctora Norma Hernández, directora médica en Latinoamérica de bioMérieux, empresa desarrolladora de pruebas de diagnóstico.

CUBREBOCAS CASEROS

Para el caso de la elaboración de cubrebocas en casa, el docente sugirió emplear toallas, camisetas de algodón, fundas de almohada y bufandas, entre otros materiales: “Como lo indica la Organización Mundial de la Salud, las mascarillas deben contar por lo menos con tres capas: de polipropileno, algodón y poliéster. Al colocar la capa de poliéster en la parte externa permitirá que sea más impermeable; en la interna, la de algodón que evitará dañar la cara y como medio filtrante, sirve la película de polipropileno”, detalló Iván Puente Lee, académico de la Facultad de Química.

Los cubrebocas caseros, aseveró, se deben elaborar con telas sin tramado, porque pueden tener aperturas por las cuales podrían entrar las partículas o el virus. 

¿REUTILIZABLES?

A diferencia de los KN95, las mascarillas elaboradas en casa se pueden lavar, sumergir en cloro y son reutilizables, asegura Puente Lee, mientras que las mascarillas o cubrebocas N95 y KN95 para uso de personal médico pueden ser reutilizables si se esterilizan por medio de la luz ultravioleta a 254 nanómetros (UV-C, germicida); además, no deben usarse por más de 40 horas, indicó.

El también responsable del Laboratorio de Microscopía Electrónica de la Unidad de Servicios de Apoyo a la Investigación y la Industria (USAII) de la FQ comentó que este trabajo surgió del cuestionamiento por parte de autoridades hospitalarias de la Ciudad de México, sobre si se podrían reutilizar los cubrebocas para el personal de salud. Debido a la gran necesidad de mascarillas, estas se pueden esterilizar con vapor de peróxido de hidrógeno o calor seco a 70 grados centígrados, además de la luz ultravioleta. 

El universitario también señaló que los cubrebocas N95 y KN95 no deben usarse por más de 40 horas y su esterilización debe ser diaria. Además, aconsejó no usar agua con jabón, cloro ni alcohol para limpiar este tipo de mascarillas

 

TUS COMENTARIOS