Se las cura a domicilio

Covid obligó a Daniel a cerrar su bar en CDMX, ahora ofrece chupe y botana en su camioneta

Covid obligó a Daniel a cerrar su bar en CDMX, ahora ofrece chupe y botana en su camioneta
A pesar del éxito obtenido por La 5ta Avenida, en un principio, Daniel se las vio difícil por la pandemia, tanto en salud como en economía
Luis Alcántar
21/09/2020 - 21:33

La pandemia y la necesidad económica provocó que Daniel Hernández buscara otra opción para obtener ingresos, luego de que su bar The Fifth, ubicado en la colonia Romero Rubio, de la alcaldía Venustiano Carranza, cerrara por el Covid-19, creando el servicio a domicilio de bebidas La 5ta Avenida. 

Abordó de una camioneta adaptada y rotulada, la 5ta Avenida ofrece micheladas que se sirven con clamato, mango, tamarindo o mora azul y las puedes acompañar con sus distintas botanas, papitas, frutas, gomitas, camarones y más delicias; también puedes encontrar las palomas, las ultravioletas (vodka y bebida energizante) o los mojitos, entre otro tipo de cocteles, que se  preparan al momento.

 “A raíz de la pandemia tuve que cerrar mi bar, con el que ya tenía 4 años, y  buscar otras opciones para generar dinero. 

“En un principio, preparábamos las bebidas en el bar y en motos las repartimos a varios domicilios, pero teníamos el problema de que al llegar con el cliente ya estaban todas chorreadas, posteriormente adaptamos la camioneta y es en la que actualmente vendemos”. 

YA SE LA SABE

A pesar del éxito obtenido por La 5ta Avenida, en un principio, Daniel se las vio difícil por la pandemia, tanto en salud como en economía. 

“Al principio, cuando tuvimos que cerrar, dije: ‘pues ya vamos aguantarnos pues ya qué’, pero poco a poco se fueron complicando las cosas, tuve que cancelar muchos eventos y, de hecho, a mí me dio Covid-19, yo era de los que pensaba que era choro, hasta que me dio... Estuve en mi casa un mes, en lo que me recuperaba” dijo en entrevista con EL GRÁFICO.

 Además de encarar al coronavirus, Daniel  ha tenido que enfrentar  los abusos policiacos, quienes, según él, sólo se han dedicado a ‘bajarle’ dinero. “Los policías nos roban, sí nos han parado varias veces, nos amenazan con llevarnos al corralón, pero al final sólo nos sacan dinero para dejarnos trabajar”. 

ASÍ FUNCIONA

“Pongo en el Facebook: ‘hoy nos vemos en alguna colonia, por ejemplo... En Tlatelolco’, y ya la gente que está por esa zona me empieza a mandar sus ubicaciones por WhatsApp, para que vayamos a sus domicilios, ahorita andamos atendiendo cerca de 30 personas por día, aunque la mayoría realiza un consumo mínimo de una o dos bebidas”.

 

 

TUS COMENTARIOS