Desvirtuaron la planta

Consumidores medicinales son los más afectados por polémica en regulación de Cannabis

Cannabis Medicinal Recreativo Polémica
“La naturaleza nos da una planta que bajo un buen uso restaura la salud de los pacientes, pero el abuso recreativo es lo que ha desvirtuado su uso médico”
Redacción
11/02/2019 - 13:06

Por: Erika Flores

QUERÉTARO.— El énfasis hacia el uso recreativo de la cannabis ha desvirtuado su utilización con fines médicos y actualmente miles de pacientes quedaron entrampados en medio del debate sobre el empleo de la planta con ese objetivo, aseguran especialistas de los colectivos Cannapeutas y Mexicannabis.

Juan Ignacio Romero, médico y jefe de la Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos en el Hospital General de Querétaro, indica: “La naturaleza nos da una planta que bajo un buen uso restaura la salud de los pacientes, pero el abuso recreativo es lo que ha desvirtuado su uso médico”.

INVESTIGACIONES. Como organizaciones, Cannapeutas y Mexicannabis buscan contribuir a la promoción, educación, investigación y la estandarización de la medicina cannábica.

El presidente de Cannapeutas, Raúl Porras, quien obtuvo la certificación en medicina cannábica por The Medical Cannabis Institute, cuestionó la falta de regulación de la planta.

“Frente a las actuales políticas públicas es difícil. Primero porque estamos frente a la desaparición de la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitario), que debió crear el instituto de cannabis medicinal y no lo hizo. Fue darnos ‘puro atole con el dedo’”, afirma.

Juan Ignacio Romero, como precursor en el uso de la morfina para pacientes con cáncer desde 1988, asegura que fue un gran acierto despenalizar la marihuana para uso médico racional, pero la acción se diluyó frente a la Cofepris, que limitó la investigación y prescripción individualizada. 

Pone como ejemplo el caso de Israel, país que ya trabaja en la individualización de las dosis (con THT o cannabidiol) según las necesidades de los pacientes. 

“Creo que no deberíamos depender de la regulación de la Cofepris, que limitó la investigación y prescripción médica individualizadas. Y se requiere la estandarización de las dosis porque a la fecha hemos tenido que trabajar con cálculos y no hemos podido tener certezas sobre sus efectos”, lamenta.

UTILIDAD. Para los dos médicos, es larga la lista de enfermedades y síntomas que pudieran tratarse ampliamente a nivel farmacológico con esta planta.

Porras lo resume en tres principales síntomas: dolor, náuseas o estimulación del apetito. 

Romero ofrece una larga lista de padecimientos: melanoma (cáncer de piel), cáncer de páncreas, pancreatitis, epilepsia en niños y adultos, niños con autismo; trastornos de conducta, de ansiedad postraumática, manejo del dolor neuropático, síndrome de integración sensorial y para reducir la posibilidad de infartos nocturnos, entre otros.

“En los últimos 20 años, —relata Romero— atendí un promedio de mil pacientes con alguna de estas enfermedades. 

Los pacientes de VIH pudieron recuperar el apetito; los de cáncer, tolerar el dolor y la náusea-vómito; quienes mostraron cuadros de ansiedad y depresión, recuperaron el sueño y ayudamos también a reducir el abuso de sustancias como la morfina, al combinarla con cannabis”, aseguró.

Las opciones, más que fumarla, se ampliaron al consumo mediante infusión (té) y elaboración de pomadas que él enseñó a preparar.

FALTA DIFUSIÓN ENTRE MÉDICOS. Porras ha impartido cursos con médicos y alumnos, quienes desconocen que el cuerpo humano tiene un sistema endocannabinoide que regula nuestra fisiología y estado de ánimo.

“Lo digo como doctor: ni siquiera se les ha hablado de cómo funciona, así que tienen miedo de los efectos legales, principalmente médicos con renombre ”.

 “Muchos de los alumnos de medicina y farmacología desconocen que el sistema endocannabinoide está descrito desde hace 18 años y que se encuentra en nuestro organismo”. 

“Es una lástima que en las universidades aún no se imparta como materia por considerarlo un tabú. ¿Cómo va a estar prohibido un sistema que está dentro del cuerpo y que debe ser estudiado para restaurar la salud del paciente? Es una vergüenza”, afirmó.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS