PERDIDAS EN COMERCIOS POR OBRA INCONCLUSA

Construcción del Tren Interurbano México-Toluca detenida, responsables desconocen acuerdos

Tren Interurbano México-Toluca SCT
Piden a la SCT cumplir pacto para terminar obra; propietarios de comercios denuncian amenazas
Claudia González
21/08/2019 - 10:43

OCOYOACAC.— Los litigios que frenan la construcción del Tren Interurbano México-Toluca en ocho kilómetros están estancados porque los representantes legales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes son los mismos de la administración de Enrique Peña Nieto, quienes ahora desconocen los acuerdos previos con ejidatarios, por lo que cerraron la negociación con San Juan Coapanoayan y San Jerónimo Acazulco, dijo el representante legal Santiago Pérez Alvarado.

Ambos amparos que mantienen detenida la construcción en dos tramos abarcan del kilómetro 28 al 32, pertenecientes a los bienes comunales de San Juan Coapanoayan, y del 32 al 36, de San Jerónimo Acazulco, todo sobre la carretera libre Toluca—México, que fueron resueltos por juzgados federales a favor de los ejidatarios hace tres años.

MÁS PROBLEMAS

A la par de estos conflictos, surgieron nuevas inconformidades, pues locatarios de restaurantes que vendieron parte de sus tierras a las constructoras y que convinieron el cierre de sus negocios, mientras instalaban parte de la vía, además de algunas columnas, comenzaron a reabrir sus negocios, pues el compromiso era sólo por 9 meses, que se convirtieron en tres años, lo que les generó pérdidas.

LOS ACUSAN DE DELINCUENCIA

Pérez Alvarado denunció que a la fecha sigue el hostigamiento del equipo del Sistema Ferroviario Federal, acusando de delincuencia organizada a los inconformes en lugar de negociar con las exigencias por parte de los ejidatarios, quienes presentaron diversas propuestas para continuar con la obra.

Hortensia de la Rosa Reyes, dueña del restaurante El Sonorense, ubicado en el kilómetro 41.5 de la vía, dijo que su esposo, quien era el mediador en un principio, falleció mientras cerraron, pero luego de tres años, requiere abrir pues de su negocio dependen sus tres hijos, pero también fue amenazada en la dependencia: “Me advirtieron que si vuelvo a ir a cobrar mi indemnización por dos años tres meses que me adeudan, me van a clausurar el negocio”.

 

TUS COMENTARIOS