ENTÉRATE

Cómo sobrevivir a la temporada de huracanes y sus lluvias apocalípticas en México

Cómo sobrevivir a la temporada de huracanes y sus lluvias apocalípticas en México
Cuida a tu familia con las recomendaciones emitidas por las autoridades de Protección Civil, aquí te las reunimos
Aldo Santamaría
31/07/2020 - 08:27

Por su situación geográfica, México es un país en constante alerta por huracanes y otros fenómenos hidrometeorológicos, los cuales pueden producir estragos devastadores.

Hace unos días, la tormenta tropical Hanna dejó un saldo de tres muertos, cuatro desaparecidos y provocó fuertes lluvias, inundaciones y apagones a su paso por los estados de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, además de la evacuación de más de 700 personas.

Este ciclón provocó también la activación del plan DN-III-E de la Secretaría de la Defensa Nacional, el cual busca auxiliar a los afectados y propiciar la pronta recuperación en las zonas de desastre.

Sin embargo, los daños causados por fenómenos naturales como éstos pueden atenuarse si se siguen algunas medidas de prevención. Ante la alerta por la temporada de huracanes en el Atlántico 2020 te dejamos las siguientes recomendaciones.

Antes del ciclón:

1) Establecer un plan familiar de emergencias. Cada habitante del hogar debe comprender cómo actuar en caso de huracán o tormenta, incluso los más pequeños.

2) Tener a la mano una mochila de emergencias. Esta debe contener lo esencial, que incluye mudas de ropa, abrigos impermeables, alimentos enlatados y no perecederos, linterna, una radio de pilas, baterías y medicamentos.

Aquí se incluyen también los documentos importantes, protegidos en bolsas de plástico, ya sean actas de nacimiento, pasaportes, certificados, escrituras o pólizas. Lo recomendable es revisarlo varias veces al año para verificar que los papeles no estén vencidos.

La mochila se coloca un lugar accesible, cerca de la salida, para tomarla rápidamente si es necesario evacuar.

3) Contar con un botiquín de primeros auxilios. Debe contener vendas, medicamentos, alcohol, gasas, cinta adhesiva, jabón antibacteriano, curitas, termómetros, tijeras y un manual de primeros auxilios.

4) Elaborar un directorio telefónico. Es importante anotar o imprimir los números de teléfono de emergencia, de seguros y de conocidos antes de que llegue la tormenta, ya que ésta puede provocar cortes de luz y fallas en dispositivos, lo que impediría acceder a la información electrónica o en línea cuando más se necesita.

5) Preparar y proteger la casa. Los puntos de mayor riesgo son el techo, puertas y ventanas. Se recomienda colocar cinta adhesiva en forma de ‘x’ sobre todos los vidrios y cristales además de correr las cortinas. Si la ventana es lo suficientemente grande, se puede cubrir con tablas.

Igualmente, se deben eliminar los escombros alrededor del hogar y limpiar azoteas, desagües, canales y coladeras, a fin de evitar inundaciones. Si hay árboles, conviene cortar las ramas que podrían caer durante la tormenta.

Durante el ciclón:

1) Conservar la calma y tranquilizar a los familiares.

2) Mantener encendido el radio de pilas para obtener información oficial actualizada. Prestar atención a las autoridades.

3) Desconectar todos los aparatos y el interruptor de energía eléctrica. Así se evitan las descargas y los daños por cambios de voltaje.

4) Cerrar las llaves de paso de agua y gas.

5) Mantenerse en una habitación pequeña, de ser posible en la planta baja, lejos de puertas y ventanas.

6) Estar alerta ante el ‘ojo de la tormenta’. En estos momentos, se experimenta un breve periodo de calma, pero poco después aparecen con la misma fuerza vientos provenientes de la dirección opuesta.

7) Garantizar la seguridad de las mascotas. La recomendación general es mantenerlas cerca todo el tiempo, incluso si es necesario evacuar. Los animales también deben contar con agua y comida.

Después del ciclón:

1) Evitar las áreas inundadas.

2) Alejarse de cables caídos o tendidos.

3) Usar el teléfono solo en caso de emergencia para evitar la saturación de las líneas.

4) Seguir las instrucciones de las autoridades y reportar daños o heridos.

5) Evaluar si el hogar ha sufrido algún daño estructural.

6) Solicitar ayuda si es necesario.

 

TUS COMENTARIOS