PIDEN REPARARLO

Comerciantes de Cuernavaca conmemoran 57 años del mítico mercado Adolfo López Mateos

Comerciantes de Morelos conmemora los 57 años del mítico mercado Adolfo López Mateos

(Foto: Francisco Quiroz, El Gráfico)

Al día 28/10/2021 22:32 Xavier Omaña Actualizada 03:10
 

CUERNAVACA.—El mercado Adolfo López Mateos (ALM) cumplió ayer 57 años de existencia y algunos comerciantes recordaron los inicios del complejo, el cual se ubicaba en el Centro de la capital.

En su comienzos, el ALM se llamaba “Benito Juárez”, aunque era mejor conocido como “El Reloj”. Estaba a un costado de lo que hoy es el Palacio de Gobierno, pero llegó a su máxima capacidad y ya no tuvo espacio para albergar a los casi 800 vendedores que ahí trabajaban.

Don Fernando, de 82 años, recuerda que cuando era joven el gobierno de la época propuso reubicarlos, pero nadie se quería ir, así que demolieron el inmueble para obligarlos a cambiarse al “Centro Comercial Adolfo López Mateos”, inaugurado justamente por el presidente Adolfo López en 1964.

Lee también: José Urquidy se convierte en el primer pitcher mexicano con 2 triunfos en la Serie Mundial

“El Benito Juárez era un mercado precioso, tenía de todo y era muy ordenado, estaba en la plaza Morelos donde existió también el mercado Colón (fundado en 1872)”, recordó.

Una vez que se cambiaron a lo que hoy es el mercado Adolfo López, los comerciantes de la época se quejaron porque las ventas eran bajas, así que construyeron el “Puente de Dragón” que pasa por la barranca de Amanalco.

Pero desde los 60, el mercado, el más grande de Morelos, no ha dejado de crecer y hoy tiene más de 5 mil comerciantes y ha sobrevivido a contingencias como el incendio de 2010 que consumió 2 mil 800 locales.

8_2.jpg

(Foto: Especial)

Este miércoles cumplió justo 57 años, pero la historia parece repetirse, pues ya escasea el espacio y se necesitan algunas mejoras que, desde hace muchos, años no han sido atendidas.

“Hace falta un mantenimiento y que nos ordenen a todos los comerciantes”, mencionó don Fernando, quien es uno de los pocos que actualmente venden en este lugar que se ha convertido más en su casa, ya que “aquí pasa uno todo el día y sólo llego a la casa a dormir”, pues le gusta su trabajo.

Muchos vendedores están orgullosos de sus inicios y aman su mercado, pero todos coinciden en que es momento de removerlo o al menos repararlo.

Lee también: Habitantes del norte de Morelos festejarán el Día de Muertos con la tradición tlahuica

Comentarios