SALEN A RELUCIR VIEJOS DAÑOS

Vecinos temen que casas y edificios dañados en sismo de 2017 ahora sí se desplomen, en CDMX

Vecinos temen que casas y edificios dañados en sismo de 2017 ahora sí se desplomen, en CDMX

Vecinos temen que casas y edificios dañados en sismo de 2017 ahora sí se desplomen, en CDMX (Foto: Valente Rosas, El Gráfico)

Al día 20/09/2022 11:13 Yara Silva Actualizada 13:34
 

Edificios que ya habían sufrido daños por el sismo de 2017 volvieron a causar preocupaciones entre vecinos, quienes temen que se derrumben por los daños estructurales que presentan.

Quienes viven en el número 182 de la calle Doctor Navarro, en la colonia Doctores, denuncian que los daños en el edificio aledaño ponen en peligro a más de 32 familias que habitan a un costado del viejo edificio.

El predio de siete niveles ubicado en el 126 de la calle Doctor Lucio fue uno de los edificios dañados durante el terremoto de 1985; por las afectaciones, la construcción quedó deshabitada, pero sus vecinos también fueron afectados y tras remodelar la unidad, pidieron que se demoliera el edificio contiguo. 

Lee también: ¿19 de septiembre está maldito en México? Esto dicen los expertos sobre los sismos

Aunque fueron ignorados, los vecinos exigieron que protección civil de la ciudad demoliera el edificio.

Fue hasta el temblor de 2017 cuando se ordenó desocupar el predio. Sin embargo, los dueños se opusieron a obedecer la petición, pero los abogados propietarios de los 17 departamentos se niegan a dejar los despachos. 

Aunque por meses las oficinas permanecieron vacías, los dueños regresaron a trabajar aún con daños. 

Hoy, tras el temblor de 7.7 grados los habitantes pidieron a la alcaldesa, Sandra Cuevas que acudiera al lugar para que hacer una revisión de la estructura del edificio. 

Según Protección Civil el edificio es inhabitable, pues tiene fracturas en las estructuras que lo sostienen. 

En la colonia Juárez, también en la alcaldía Cuauhtémoc, un edificio situado en la esquina de Atenas y Versalles sufrió daños hace cinco años y se le desalojó. 

Sin embargo, en fechas recientes la parte baja volvió a ser ocupada para colocar un restaurante. 

Tras el sismo de ayer aparecieron cuarteaduras se desprendieron piezas de yeso y los cristales se rompieron. Las autoridades no se han pronunciado sobre ese caso.

Comentarios