VÍCTIMA SILENCIOSA

Alumno del Rébsamen sufre secuelas físicas y alcoholismo, tras sismo de 2017 en CDMX

Alumno del Rébsamen sufre secuelas físicas y alcoholismo, tras sismo de 2017 en CDMX

Alumno del Rébsamen sufre secuelas físicas y alcoholismo, tras sismo de 2017 en CDMX (Foto: Especial)

Al día 20/09/2022 15:34 Sergio Trejo Ríos Actualizada 15:34
 

CIUDAD DE MÉXICO.- Axel, afortunadamente no figuró como una de las víctimas mortales del Colegio Enrique Rébsamen el pasado 19 de septiembre de 2017; sin embargo, él como muchos otros alumnos sufrieron las consecuencias de esta tragedia.

El joven, que en ese tiempo tenía 12 años, cursaba el primer grado de secundaria y de acuerdo con su mamá Ivonne Carbajal García, parecía que no había sufrido consecuencias de gravedad.

Sin embargo, estar en el sitio le causó daños psicológicos mismos que le desencadenaron un serio problema de alcoholismo “empezó a tomar, no quería estar solo, esto (del sismo) le provocó otro tipo de adicción para evadir su realidad”, señaló la mujer a EL GRÁFICO
Pese a que recibió atención psicológica ofrecida a los sobrevivientes del temblor, Axel reprimió sus sentimientos y aún no sana sus heridas internas.

Lee también: Exhiben video de funcionario del Bienestar en pleno acoso sexual a empleadas, en Tecámac

Ivonne reconoce que al ver a su hijo de pie pensó que su vida no estaba comprometida; “uno dice no te veo rasguños ni sangre, entonces estás bien”.

“Como a los cuatro días vimos que respiraba muy raro, agitado, por lo que decidí llevarlo al médico. Le diagnosticaron neumonía químico tóxica por lo que inhaló durante la exposición a los residuos”.

Axel permaneció siete días hospitalizado en una institución privada, e Ivonne comentó que ya no recibieron el apoyo médico que ofreció el gobierno porque no fue requerido en el momento del colapso, por lo que los gastos corrieron por su cuenta.

“En la placa que le tomaron le vieron una partícula incrustada en el pulmón. La doctora me dijo que no podía decir si era grave, pero señaló que si con nebulizaciones y medicamentos no se desintegraba o se desprendía habría que operarlo”. Afortunadamente, después ya no se observó la partícula. 

A la fecha, Axel padece frecuentes malestares respiratorios que, junto a la ansiedad y el alcoholismo, lo han convertido en una víctima silenciosa que dejó el sismo del 2017.

Comentarios