ANTE SUSPENSIÓN DEL CARGO

Sandra Cuevas, alcaldesa de la Cuauhtémoc advierte que no la verán de rodillas

Sandra Cuevas, alcaldesa de la Cuauhtémoc advierte que no la verán de rodillas

(Foto: Diego Simón, El Gráfico)

Al día 16/03/2022 08:59 Laura Arana Actualizada 08:59
 

CIUDAD DE MÉXICO.- A más de 24 horas que un juez la suspendiera del cargo —como medida cautelar por la acusación en su contra de los delitos de robo, abuso de autoridad y discriminación contra dos policías—, la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas afirmó que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, no logrará que se arrodille ni que se ponga a sus pies.

“Hoy vemos en la capital a un Gobierno con una jefa de Gobierno autoritaria, que utiliza a las instituciones para amedrentar y para lograr que una alcaldesa se ponga a sus pies y se arrodille, eso no va a pasar. Nunca. Y menos después de esta embestida, esta violencia que está generando, después de perseguir a otra mujer. Jamás lo va a ver”, aseguró.

En entrevista, la alcaldesa suspendida dijo que no tiene miedo y está lista para la audiencia del próximo jueves, donde una juez determinará su situación jurídica: si es vinculada o no a proceso.

“Estoy tranquila, vamos a seguir trabajando y confío en Dios que todo va a salir bien”, comentó.

El ‘preciso’. Cuevas, quien llegó al cargo por la alianza PAN-PRI-PRD, afirmó que la persecución política en su contra viene desde la Presidencia, ya que la jefa de Gobierno “es un reflejo y una copia vieja del Presidente de la República Mexicana”.

La edil que no está en funciones señaló que lo único que les importa, tanto al partido de Morena como a la mandataria capitalina, “es que su rey (el Presidente) pueda gozar de una alcaldía que esté en manos de Morena, del partido que él formó”, acotó.

Reveló que el lunes, luego de las medidas cautelares, se reunió con los integrantes de la Unión de Alcaldes de la Ciudad de México, los de oposición, quienes le refrendaron su apoyo.

Coincidieron que estos hechos pueden generar una persecución “primero con uno y después con otro”, para desintegrarlos y recuperar las 9 alcaldías que Morena perdió el año pasado, agregó.

No lo vio venir. “¿Qué falló para que esto se suscitará?”, se le preguntó. “Jamás pensé que una diferencia con los policías fuera a detonar una persecución política de este tamaño. No lo pensé. Hasta el día siguiente, es decir, el 12 de febrero que salió el vocero. Sí pensé ¿qué está pasando? No me preocupé”.

“Dejé que pasarán algunos días porque quería saber, con la carpeta de investigación que me fuera notificada, de qué delito me están acusando. Y eso pasó hasta que llegue al reclusorio, a la audiencia. No considere que fuera a pasar, ya sucedió, éstas son las circunstancias y hay que hacerle frente”, platicó la alcaldesa. 

Comentarios