Afirma que la ciudadanía no puede quedarse sin atención

Bombero asegura que es un orgullo servirle a Tultepec

“A seguirle, esto no para”, dice Enrique Villalobos, tras la tragedia de La Saucera, que golpeó a su corporación

(Foto: Irvin Olivares, El Gráfico)

Al día 12/07/2018 09:41 Juan M. Barrera Actualizada 09:42
 

TULTEPEC.- Bomberos de este municipio enfrentan con valor y responsabilidad los accidentes con pólvora; el último, traicionero, arrebató la vida a cinco de sus compañeros -tres de ellos de Melchor Ocampo- y un elemento de Protección Civil del gobierno estatal.

Vehículos obsoletos, salarios bajos y hasta equipos de protección personal caducos no impiden a bomberos de esta localidad pirotécnica cumplir con su misión, incluso tras la desgracia.

“A seguirle, esto no para”, dice Enrique Villalobos Vázquez, teniente del Cuerpo de Bomberos de Tultepec, quien desde hace 18 años es parte de la corporación.

“Es un orgullo poder estar sirviéndole a la comunidad en la que nací, sobre todo por la dura profesión que ejercen aquí, que es la pirotecnia”, menciona Villalobos Vázquez.

Agrega: “Creo que los (siniestros) más traumáticos para nosotros, como bomberos, han sido los del tianguis de San Pablito y el que pasó esta semana, donde perdimos a dos compañeros”.

Toda la carrera de Villalobos Vázquez ha sido en Tultepec, donde a la semana los bomberos atienden entre 120 y 150 emergencias; dice que los accidentes con pólvora no son tan frecuentes, pero nunca faltan.

“Cuando vemos personas lesionadas, lo primero que queremos es ayudarlas. Pero cuando vemos que son compañeros, es una impotencia que no se puede describir, porque son personas con las que convives a diario”.

Enrique Villalobos insiste que la vida no puede parar: “El ánimo está un poco decaído (de los bomberos de Tultepec), pero creo que son cosas que tenemos que sacar adelante. La ciudadanía no puede quedarse sin atención y tenemos que estar al pie del cañón”, concluye.

Comentarios