ABUSO DE AUTORIDAD HACIA MENORES DE EDAD

Autoridades de la CDMX investigan a policías por casos de tortura hacia niños y jóvenes

Investigan policías abuso de autoridad torturan niños
La propia Procuraduría respondió, a través de solicitud de información, que tiene registro de 13 indagatorias iniciadas contra servidores públicos por el delito de tortura en agravio de niños, niñas y adolescentes
Melissa Amezcua
04/11/2019 - 11:12

A Ximena la golpearon tanto esa noche que terminó con las botas de una oficial de Policía marcadas en la cara. Los ojos con sangre, golpes en el cuerpo, la boca destrozada, un esguince en el cuello, y un profundo temor de volver a salir a la calle. Cuando la Policía de la CDMX la torturó, a una cuadra de su casa, tenía 16 años; de ese día han pasado sólo 10 meses. 

Una noche de sábado,  Ximena y sus amigos vieron en la calle a policías golpeando a un chico  que conocían. Ella les gritó que no tenían derecho a agredirlo, lo que desató la furia de los oficiales. Cuatro agentes la patearon, esposaron y la subieron a una patrulla. Nunca le dijeron los motivos de su detención.

Ximena pasó detenida poco más de 24 horas y acusada de robar 10 mil pesos, unos tenis, celulares. Le “permitieron” seguir su proceso en libertad. Y por eso, recibió terapias de rehabilitación para menores como si  hubiera cometido un delito. 

CASOS

La Comisión de Derechos Humanos de la CDMX (CDH) en la recomendación 17/2019 señaló a la Procuraduría capitalina y la SSC por 15 carpetas por el delito de tortura contra menores y personas jóvenes de 2014 a la fecha, incluyendo el caso de Ximena. 

La propia Procuraduría respondió, a través de solicitud de información, que tiene registro de 13 indagatorias iniciadas contra servidores públicos por el delito de tortura en agravio de niños, niñas y adolescentes en 2018 y 2019.

“Muchos casos tienen que ver con situaciones en donde pareciera que una interacción (de menores) con la autoridad es una falta de respeto y la reacción es totalmente desproporcionada. Hay un caso de un adolescente donde por ‘faltarle el respeto’ a la autoridad sufrió electroshocks”, dice Juan Carlos Arjona, cuarto visitador de la CDH local.  

El número de carpetas no  significa que sean las únicas porque algunas han sido  reclasificadas como “lesiones” o “abuso de autoridad”.

 

TUS COMENTARIOS