Autoridades advierten sobre los riesgos de visitar el Nevado de Toluca tras caída de nieve

Autoridades advierten sobre los riesgos de visitar el Nevado de Toluca tras caída de nieve
De acuerdo con la Policía de Alta Montaña, al menos 10 personas cada fin de semana se salen de los senderos y se exponen a extraviarse y morir de hipotermia
Ximena García
22/01/2020 - 14:08

ZINACANTAPEC.— El imponente blanco del Nevado de Toluca, resultado de una combinación entre granizo y nieve que cayó la tarde de este lunes, supone una trampa mortal para quienes no están preparados ni conscientes de que la zona es salvaje y como tal, debe ser respetada.

Pese a que los accesos vehiculares permanecieron bloqueados casi toda la mañana, los paseantes se las ingeniaron para subir. Varios se quedaron a medio camino, pues el asfalto estaba congelado, así que decidieron vivir la nieve en las faldas, mientras que otros llegaron al Parque de los Venados y continuaron la aventura a pie, no sin ser advertidos por la policía estatal, la municipal de Zinacantepec y la de Alta Montaña.

Para el comisario Benito García, coordinador del Valle de Toluca subir después de un evento climatológico no es opción pues las carreteras se cristalizan y el hielo es muy peligroso para ir caminando. Por ello el acceso sólo está permitido hasta el primer refugio, aunque hay quienes eluden las recomendaciones.

“Las condiciones de la carretera no permiten el paso de vehículos normales, es a efecto de garantizar la seguridad de los visitantes y las personas que vienen a disfrutar. Procuramos invitarlos a que no suban más allá del Parque de los Venados para que no corran un riesgo innecesario”.

De acuerdo con la Policía de Alta Montaña, al menos 10 personas cada fin de semana se salen de los senderos y se exponen a extraviarse y morir de hipotermia.

Por ello que la recomendación es acudir con ropa térmica, chamarra y calzado impermeables, así como agua suficiente, pues las condiciones de la montaña son un riesgo para aquellos que no son atletas experimentados. 

GANONES

Pero la llegada de paseantes y curiosos beneficia al comercio, pues desde la entrada al Parque de los Venados jóvenes comienzan a vender gorros tejidos, guantes, bufandas, cualquier tipo de accesorio en varios modelos para que los turistas no resientan el frío.

Por su parte, los dueños de puestos semifijos ya dentro del parque, donde se comercializan comida, en especial sopa de hongos, de médula y quesadillas, lamentan que el retraso de las nevadas esta temporada ha generado un descenso en los paseantes y por ende, en sus ingresos.

 

TUS COMENTARIOS