Como medida preventiva

Ante pandemia, el Colegio de Notarios de la CDMX recomienda realizar tu testamento

Ante pandemia, el colegio de notarios de la CDMX recomienda realizar tu testamento
Una hospitalización puede complicar el procedimiento
Redacción
05/06/2020 - 20:34

El testamento es un acto personal, revocable y libre, por el cual una persona capaz dispone de sus bienes, derechos y declara o cumple sus obligaciones para después de la muerte.

1.- REQUISITOS. 

Para redactar el testamento, quien va a otorgarlo debe contar con una identificación oficial, CURP, saber su lugar y fecha de nacimiento, nacionalidad, ocupación, domicilio y los nombres completos de sus familiares, incluidos padres, cónyuge e hijos. También debe informar si presenta alguna discapacidad. No es necesario tener una lista completa de los bienes a heredar, a menos de que se quiera incluir un bien o inmueble específico.

2.- PRIMERA ASESORÍA

Antes de redactar el testamento, se recibe asesoría sobre lo que marca la ley de cada estado y cómo se pueden heredar los bienes, así como los documentos necesarios. Esta plática se puede recibir vía telefónica o mediante algún dispositivo electrónico, debido a la contingencia. Una vez que se hayan aclarado las dudas, se redacta el documento.

3.- FIRMA

Cuando el notario ya tiene redactado el testamento, se procede a la firma, la cual tiene que ser presencial. Si el testador no está enfermo, puede salir de su casa y acudir a la notaría más cercana. El Colegio de Notarios de la Ciudad de México está dando citas para evitar aglomeraciones; es obligatorio el uso de cubrebocas, caretas y gel antibacterial. También se puede pedir la visita del notario a domicilio. Por la epidemia, el procedimiento tiene el mismo costo que si se realizara en la notaría, de 2 mil 250 pesos. El precio del testamento varía en cada estado: Va de los 870 pesos, en Morelos, a los 3 mil pesos, en Tlaxcala.

4.- EN EL HOSPITAL 

Si el testador está hospitalizado, pero consciente y sin sedar, el notario le puede dar asesoría por teléfono, preparar el documento y acudir al hospital para la firma. Cuando la persona no puede firmar, se requieren dos testigos. Si la persona muere intestada, la ley establece quiénes serían los herederos y en qué proporción, lo que puede causar gastos elevados.

 

TUS COMENTARIOS