En Iztapalapa

Vecinos de Lomas Estrella no quieren regresar a sus departamentos por miedo

Redacción
28/09/2017 - 12:47

Por Sandra Hernández

Personas de Iztapalapa que no sufrieron daños severos en sus inmuebles, a causa del terremoto del 19 de septiembre, temen regresar a casa, ya que les preocupa que vuelva a temblar.

Otros, mostraron su aprobación por los apoyos que emitió el Gobierno de la Ciudad.

SE CONFORMAN CON APOYO

En entrevista, un hombre que prefirió mantener el anonimato debido a que un familiar perdió la vida durante el colapso del edificio 47, en Paseo de las Galias, informó que realizó los trámites para ingresar al programa de apoyo de renta de 3 mil pesos durante tres meses.

Afirmó que, en primera instancia, los apoyos son suficientes.

“De entrada lo veo como un acto de mitigación, de la situación que está pasando; finalmente tenemos que ir a un lugar, (…) No me atrevería a decir que no me van a servir, primero los ocuparé y pasado ese periodo, espero tener el contacto con la jefa delegacional para terminar de resolver el asunto”.

El hombre vivía en el departamento 102 del edificio de Paseo de las Galias, en la colonia Lomas Estrella; sin embargo, el inmueble tuvo que ser demolido debido a que quedó inhabitable.

“Mi esposa falleció, tengo dos hijas, y en este momento estoy viviendo con mis papás, pero busco que en algún punto podamos tener alguna independencia como familia. Yo había trabajado por este patrimonio, tengo un trabajo, pero no es fácil adquirir una nueva casa”.

RECOGEN LO NECESARIO

La delegación Iztapalapa informó que a los habitantes del edificio 47 se les ha permitido, con las medidas de seguridad y acompañados por elementos de Protección Civil, recoger pertenencias.

Por su parte, Dora Elena Zapata, vecina que resultó indirectamente afectada por los daños del inmueble 47, en Paseo de Las Galias, afirmó que el gobierno delegacional y central, ha apoyado en todo momento a los ciudadanos.

El día del sismo tuvo que ser desalojada de su casa, la cual se ubica frente al inmueble que fue demolido. Vivió, hasta ayer, día y noche en una casa de campaña debido al desarrollo del dictamen estructural de su vivienda.

Ayer, se resolvió que su hogar no padece de afectaciones mayores, por lo que pudo regresar a dormir; sin embargo, su casa provisional sobre el camellón sigue en pie, ahí habita con su familia.

“Tenemos miedo de que vuelva a temblar y se caiga la casa. 

Lo que nos han dicho es que sólo podemos dormir dentro de ella, aunque desde las 7:30 de la mañana debemos desalojar porque trabaja la maquinaria pesada y hasta las 8 de la noche podemos regresar”.

 

TUS COMENTARIOS