SE DESPLOMÓ TECHO DE SU VIVIENDA

En Morelos litera salva a abuela y nietos tras sismo

La casa donde la mujer vivió más de 50 años quedó reducida a escombros

Gibrán Casas, El Gráfico

Gibrán Casas, El Gráfico

Al día 24/09/2017 15:06 Jorge Arturo Sánchez Actualizada 15:11
 

Gibrán Casas

La tierra se agitó y la casa de doña Guadalupe Ortega Méndez empezó a caerse por partes. 

Ella estaba dentro del inmueble junto a sus nietos, de 5 y 4 años, cuando cayeron los primeros pedazos del techo. 

Lo primero que hizo la mujer fue aventar a Enrique y Yosafat a la parte baja de una litera. 

Como pudo, los cubrió con su cuerpo y empezó a rezar mientras el resto de su casa se desgajaba.

En la cama de arriba llovían piedras y una nube de polvo se alzaba alrededor de los tres. 

Cuando la sacudida pasó, la señora de 67 años quedó sorprendida. Una amiga que más tarde pasó enfrente de lo que quedaba de su hogar le preguntó cómo estaba. 

“¡Estoy viva, estoy bien!”, le respondió Guadalupe a pesar de que la casa donde vivió más de 50 años quedó reducida a escombros.

LA MISMA SUERTE

Curiosamente el vecino de junto corrió con la misma suerte: una litera le salvó su vida mientras todo lo demás se destruía.

Ahora Guadalupe duerme en el albergue de la Alameda de Jojutla, literalmente al otro lado de la calle donde vivía, porque ya no existe el número 101-A de la calle Covarrubias, en la colonia Centro. 

Pero Guadalupe no se lamenta. Se siente feliz de haber sobrevivido al temblor en el que al menos 73 morelenses no contaron con la misma suerte, según cifras oficiales. 

También la anima la ayuda que le han dado a su pueblo personas de todas partes de la República, e incluso de fuera de México. 

La única inquietud que sienten ella y su vecino es que cuando todo esto pase y Jojutla ya no sea el centro de atención de los medios, qué va suceder, quié los va ayudar.

Comentarios