Exitosa en su profesión

Narda, Policía Federal mexicana y su asombrosa historia

Narda ha logrado méritos en la Gendarmería y con disciplina lucha contra las injusticias

(Foto: Tanya Guerrero, El Gráfico)
Al día 23/08/2017 10:49 Tanya Guerrero Actualizada 11:17
 

Cada experiencia la marcó para convertirse en una de las mejores. Sus decisiones la han llevado al punto de éxito en donde está.

Narda supo que quería formar parte de esta institución la noche en que su hermana se convulsionó en un viaje por carretera. Iban con su mamá, y solas, en medio de la nada, no había quién las ayudará.

"De pronto se acerca una patrulla de la Policía Federal para apoyarnos y al ver ésto, prendieron las sirenas y nos abrieron camino para llegar al hospital. Los vi como alguien que siempre está para ayudarte".

Desde entonces, Narda consagró su vida a abrir el camino de otros. Supo desde la preparatoria que esa era su vocación; por eso se inscribió a un curso de técnico en urgencias médicas, que le permitió entender la gravedad del diagnóstico de su hermana: lupus eritomatoso sistémico, una enfermedad rara para ese tiempo.

En una ocasión, en el camión que iba a la escuela, una chica comenzó a pedir ayudar. Había un hombre sentado a su lado, abusaba de ella y nadie hizo nada. Narda se levantó y lo tiró al piso, preguntándole por qué hacía eso, y fue hasta ese momento que el chofer se detuvo.

"Esas injusticias forjaron mi carácter. Yo quería ser alguien que se dedicara a cambiar vidas". Y lo logró.

A los 18 años, fue escogida por la Policía Federal. Hizo las pruebas que la colocaron en la División de Gendarmería de esta institución que forma parte de la Comisión Nacional de Seguridad y es la única, a nivel institucional, que tiene disciplina castrense. Tres meses más, Narda fue entrenada por militares para salvaguardar el trabajo de otros, en la lucha contra la delincuencia organizada.

Hoy, a sus 22 años, forma parte del agrupamiento de operaciones especiales de esta División, y se ha convertido en la primera mujer, a nivel internacional, que completó el curso de monitor de intervención profesional en la Gendarmería francesa. Un mérito que en 50 años, ninguna otra mujer ha logrado. Para llegar a eso, tuvo que destacarse en un grupo de 150 personas, de las cuales solo cinco son mujeres.

Por su alto valor, responsabilidad y disciplina fue seleccionada para formar parte de "Garras del valor", un curso de la fuerza especial de la lucha contra el narcotráfico, en Bolivia.

A sus conocimientos de intervención especializada destacan: la liberación de secuestrados, acuatizaje y descenso de helicóptero le agregó condiciones de supervivencia extremas que ponían en vilo su capacidad de trabajar en la jungla, aprendiendo el patrullaje de combate y la técnica de destrucción de campos de cocaína.

Hace menos de un año, de entre tres elementos, Narda fue seleccionada para el curso de Monitor de intervención profesional de la Gendarmería Francesa. La diferencia la hizo su don de mando, su capacidad de liderazgo y las clases de francés que aprendió en la prepa. 

En noviembre de 2016, Narda se convirtió en la única mujer mexicana que aprendió en la mejor escuela del mundo la planeación de operaciones especiales. Ese conocimiento la convirtió en monitora de instrucción de estas técnicas en su corporación.

 

Una publicación compartida de El Gráfico (@elgraficomx) el 23 de Ago de 2017 a la(s) 9:17 PDT

Comentarios