En la Ciudad de México

Definen el jueves situación de 38 Golden Retriever rescatados en Iztapalapa

EL UNIVERSAL realizó un recorrido en la clínica veterinaria donde fueron trasladados los perros
Redacción
23/08/2017 - 19:35

Por Eduardo Hernández

Este jueves se definirá la situación de los 38 perros de la raza Golden Retriever que fueron rescatados de un criadero clandestino ubicado en la calle Sur 71-A en la colonia Banjidal de la delegación Iztapalapa.

Mientras la persona que los tenía resguardados logra comprobar la propiedad de los canes, estos se encuentran en la clínica veterinaria ubicada en la Unidad Habitacional Vicente Guerrero, los cinco cachorros están aislados y a los 33 más se les da espacio para salir momentáneamente.

“Javier Gómez, quien tenía a los cachorros mencionó que algunos de los perros eran de su propiedad pero otros no, me parece que los cuidaba, algunos están inscritos en la Asociación Canófila; vamos a esperar a que se cumplan las 48 horas para que Javier pueda mostrar la documentación al Ministerio Público”, dijo en entrevista Dione Anguiano Flores, jefa delegacional en Iztapalapa.

EL UNIVERSAL realizó un recorrido en la clínica veterinaria donde fueron trasladados los perros y observó que los 38 están siendo alimentados y se les da un tiempo en el patio para que puedan correr; sin embargo al ser un lugar pequeño y al tener 38 perros, los tiempos en el patio tuvieron que ser por turnos, mientras algunos estaban en las jaulas.

Anguiano Flores, indicó que la tarde del martes un veterinario de la brigada de vigilancia animal acudió a la clínica para valorizar a los perros, y detectó algunas enfermedades de la piel, ojos y algunas heridas.

"Ayer se les hizo una revisión y nos comentaban los veterinarios que seis de los 38 tenían conjuntivitis, los machos tienen cortados los colmillos, esto es porque eran perros de cruza; también hay algunos con dermatitis, una esta preñada, y otro con una pierna lastimada", dijo la delegada.

Los perros corrían de un lado a otro, buscando jugar con las personas que se acercaban a la zona donde están resguardados, buscaban en todo momento una mano para poder lamerla, aunque todavía no pueden ser bañados hasta que se determine su situación, debido a que son un indicio, por lo que domina su olor a mugre que cargan en las patas y pecho.

Javier Gómez, comentó a las autoridades que los perros son llevados a competencias y demostraciones, por lo que la mayoría tienen pedigree; sin embargo, ya no podrán regresar a la casa donde estaban, pues su hogar estaba instalado en una zona con uso de suelo habitacional, donde no está permitida la crianza de especies animales.

La delegada de Iztapalapa comentó que el martes recibió una carta por parte de uno de los dueños de los perros quien mencionó que Javier sólo los cuidaba y se encargaba de ellos para que pudieran ir a las competencias, por lo que Dione Anguiano pidió a los demás dueños acercarse a la demarcación para facilitar su recuperación.

“Exhortamos a los dueños de estos perros a acercarse a la delegación para que trabajemos y se les ayude a recuperarlos, ya no llegó la carta de uno de ellos y esperemos a que sean más”, explicó la delegada.

Dione Anguano informó que en caso de no contar con los documentos que garanticen su procedencia, los ejemplares se pondrán en adopción, pero lo primordial será que estén sanos en un hogar.

“Hoy se definirá su situación, esperemos que todos los dueños puedan comprobar su propiedad en el Ministerio Público, pero si no, ya se podría hablar de la adopción”, comentó la funcionaria.

El responsable fue puesto a disposición del Ministerio Público en la Fiscalía de Delitos Ambientales de la Procuraduría capitalina como presunto responsable de maltrato animal, en tanto que el inmueble quedó asegurado por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México con el fin de salvaguardar indicios.

La clínica veterinaria de la Vicente Guerrero cuenta con 11 áreas, las cuales se dividen en 25 estancias, tres áreas comunes, área de estacionamiento, de aseo para el personal y 60 jaulas techadas, así como el área administrativa, sala de usos múltiples, consultorios de primer contacto.

También cuenta con área de cirugías, área de preparación, de recuperación, laboratorio clínico veterinario, área de Necropsias, jaulas, área de almacén de insumos veterinarios y área de carga y descarga de residuos de manejo espacial.

 

El hospital, antes conocido como Centro de Control Canino en Iztapalapa, se ubica en la calle Campaña de Ébano, colonia Unidad Habitacional Vicente Guerrero.

 

TUS COMENTARIOS