Ya circula el SVBUS sin paradas intermedias

Transporte público sube al segundo piso

Las nuevas unidades recorrren las Autopistas Urbanas Norte y Sur, Súper Vía Poniente y el segundo piso de San Antonio.

Foto: Cortesía de Twitter

Foto: Cortesía de Twitter

Al día 19/09/2016 16:00 Redacción Actualizada 16:05
 

Por Fanny Ruiz-Palacios

Desde ayer, la Ciudad de México cuenta con una nueva modalidad de transporte público que busca mejorar la movilidad en la capital del país.

Se trata del SVBUS que circula por las Autopistas Urbanas Norte y Sur, así como por la Súper Vía Poniente y el segundo piso de San Antonio.

Así lo dió a conocer el titular de la Secretaría de Movilidad, Héctor Serrano, durante el banderazo de salida de 25 unidades.

Se espera que en aproximadamente dos semanas se incorporen 15 más, para tener un total de 40 vehículos que “son amigables con el ambiente, pues poseen tecnología Euro VI, es decir, operan con gas natural comprimido”.

LAS RUTAS. El servicio arranca con cinco rutas de ida y vuelta: Reforma-Toreo, Tepepan-Toreo, Tepepan-Reforma, Toreo-Santa Fe y Tepepan-Santa Fe. Estos ramales buscan beneficiar a cerca de 30 mil personas diariamente.

En Reforma, los camiones se abordan en el Estacionamiento Ecológico del Bosque de Chapultepec, en el Toreo salen del Panteón Sanctorum, en Tepepan la parada es en avenida Acoxpa, esquina con avenida de las Torres, mientras que en Santa Fe el abordaje es en el ITESM y Puerta Santa Fe.

Serrano mencionó que los autobuses que forman parte de la nueva modalidad de transporte brindan un servicio express, por lo cual no se realizan paradas intermedias.

Se calcula que los recorridos duren de 40 minutos a una hora con 15 minutos, esto quiere decir que el tiempo en que se realizan actualmente los trayectos se reducirá hasta en un 50 por ciento.

HORARIO. El denominado SVBUS comenzará a dar servicio a las 5 de la mañana y concluirá a las 11 de la noche.

El costo del pasaje por persona es de 10 pesos, con la opción de pagar en efectivo o a través del dispositivo que se colocó en cada autobús para aceptar tarjeta de crédito o débito.

“Esto constituye una innovación en el transporte público y se expandirá hacia otras rutas”, comentó el funcionario. Uno de los objetivos de este transporte es “ocupar la infraestructura vial que existe en la Ciudad de México al máximo”, pues antes se restringía el acceso al transporte público en el segundo piso.

El secretario aseguró que en la capital del país se impulsan los proyectos de movilidad más importantes y de mayor impacto; sin embargo, reconoció que para alcanzar la escala mundial se requieren más recursos. En este sentido, reprobó la reducción del presupuesto a la capital, pues “la limitación más grande que tenemos para modernizar el transporte son los recursos”.

El sábado pasado, el jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera se refirió a la puesta en marcha de este nuevo transporte al rendir su cuarto informe de gestión en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

 

Comentarios