el sábado tiene otra audiencia

Javier Duarte duerme en el Reclusorio Norte

El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, fue extraditado a México para enfrentar a la justicia

Al día 18/07/2017 09:24 Actualizada 11:02
 

Diana Lastiri

Acusado de corrupción y de sumir al estado de Veracruz en la bancarrota, el ex gobernador Javier Duarte pisó ayer suelo mexicano para enfrentar graves cargos ante la justicia.

Fueron seis meses de fuga y 90 días detenido hasta ser entregado este lunes en extradición de Guatemala a México por agentes de la Policía Internacional (Interpol).

Con la “frente en alto”, a decir de sus abogados, fue extraditado a México. El ex gobernador volvió a cambiar su apariencia: se quitó la barba y se recortó el copete del estilo hipster que tantos memes en redes sociales le costaron en semanas pasadas.

Duarte quería presentarle una “cara limpia y mucho ánimo” a la justicia mexicana que sólo ha logrado acreditar de manera fehaciente un desvío por 38.5 millones de pesos correspondientes a recursos destinados a la secretaría de Educación local.

El ex mandatario arribó al hangar de la Procuraduría General de la República (PGR) para ser trasladado al Reclusorio Varonil Norte para comparecer, por primera vez, ante un juez penal mexicano.

Luego de más de cinco horas de audiencia, el juez resolvió que Javier Duarte de Ochoa permanecerá hasta el sábado en este penal para una nueva audiencia, al tiempo de que se le dictó prisión oficiosa y también prisión preventiva y justificada.

En su primera audiencia ante el Juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en la CDMX, se le imputó haber sido el autor y cabeza de una red de delincuencia organizada mediante la cual ordenó el desvío de recursos públicos del estado de Veracruz para crear empresas “fantasma” a través de las cuales habría operado la adquisición de diversos inmuebles y la realización de transferencias bancarias para beneficiarse. Sus abogados aseguran que está preparado física y mentalmente para enfrentar el proceso, que está “tranquilo” y “bien” aunque nervioso dadas las circunstancias.

AHORA NO SONRIÓ. Durante el tiempo que estuvo encarcelado en Guatemala, Duarte enfrentó tres audiencias en la que se le vio sonriente; sin embargo, esta vez no emitió declaraciones y su semblante se mostró serio. 

Duarte es acusado de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, abuso de autoridad, peculado y tráfico de influencias; también de llevar a la quiebra a Veracruz al desviar fondos públicos por más de 58 mil millones de pesos.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, exigió en nombre de los ciudadanos de su estado que Duarte sea castigado con prisión, y que él y sus colaboradores “devuelvan los miles de millones de pesos que se robaron”. 

Comentarios