HAY 400 PERSONAS desalojadas

Huracán ‘Max’ deja graves daños en Guerrero

Archivo:
Más de mil 500 viviendas dañadas y cientos de pueblos inundados dejó el huracán
Redacción
16/09/2017 - 11:08

Arturo de Dios

Los efectos del huracán ‘Max’ en Guerrero comenzaron a emerger: más de mil 500 casas dañadas, cientos de pueblos inundados e incomunicados, plantíos perdidos, carreteras bloqueadas, unos 400 desalojados y una región casi paralizada.

Fueron 130 kilómetros donde ‘Max’ dejó toda su fuerza. Desde Barra Vieja, en Acapulco, hasta el municipio de Copala, en la región de la Costa Chica, el huracán arrasó.

Eran las 12 de la tarde del jueves y las ráfagas de aire junto con la lluvia cubrieron la región de la Costa Chica. ‘Max’ se detuvo en un punto intermedio entre los municipios de San Marcos y Cruz Grande. Ahí tocó tierra el meteoro. Nadie imaginaba la fuerza con la que venía.

Todos esperaban que el huracán tocara con toda su fuerza el puerto de Acapulco y mientras pasara por la costa su fuerza disminuyera, pero no sucedió así. En tres horas, de la una a las cuatro de la tarde, el huracán destrozó lo que pudo.

De las casas comenzaron a volar los techos, los árboles a caerse, los ríos y los arroyos a crecer y después a desbordarse.

Para las 4 de la tarde, ‘Max’ había dejado una escena terrible: cientos de casas inundadas: colchones, camas, comedores, salas, televisores estaban inservibles; los techos eran esqueletos de palos, techumbres de las cachas estaban estrujadas y las calles se habían convertidos en extensiones de los ríos y los arroyos. En horas, cientos de pobladores se convirtieron en damnificados. En horas el huracán empobreció más a campesinos.

También en horas, incomunicó a toda una región. La energía eléctrica se fue, la señal de celular se canceló, la carretera que comunicada la Costa Chica se cortó en tres tramos desde Cruz Grande hasta Azoyú. Sobre la vía se comenzó a forma una larga fila de carros, camiones de pasajeros y tráileres.

Este viernes las nubes se comenzaron a disipar, el sol brilló, los ríos comenzaron a bajar sus niveles y, los destrozos de ‘Max’ emergieron.

Los pobladores esperaron hasta el último momento para salir. 

Mientras tanto, al norte del país, ante el desplazamiento de la tormenta tropical ‘Norma’, autoridades de Protección Civil en los estados de Baja California Sur, Sonora y Sinaloa se mantienen en alerta. 

 

TUS COMENTARIOS