HACE LA CHAMBA DE DOCTORES

Da Vinci, el nuevo robot controlado por un médico

Un robot, manejado por un médico, realiza operaciones

Al día 15/03/2017 18:00 Actualizada 18:00
 

Cuando el doctor Luis Feria Bernal realiza una cirugía no utiliza sus manos. De hecho, está cómodamente sentado frente a una consola localizada a unos metros del paciente, a quien ni siquiera mira directamente mientras trabaja dentro de su cuerpo. Desde ahí dirige los movimientos de “Da Vinci”, una nueva generación de cirujanos. 

Hace dos años, Feria Bernal obtuvo la certificación como médico especializado en cirugía robótica por el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE.

Desde entonces, ha realizado nueve intervenciones quirúrgicas asistidas por robot: seis en el 20 de Noviembre y tres en el Hospital Ángeles. 

NUEVA FORMA DE OPERAR. “Da Vinci” —nombrado así en honor al pintor italiano Leonardo da Vinci— es el primer robot en utilizar todos los instrumentos quirúrgicos en una operación. Actualmente, este nuevo compañero de cirugía se compone de tres módulos: una consola ergonómica, en la cual el cirujano se sienta y opera el robot; un carro quirúrgico, encargado de sostener y mover los instrumentos, y una torre de visión, que controla dos cámaras para que las imágenes sean iguales. Su tecnología lo hace capaz de sostener hasta tres utensilios quirúrgicos y una cámara tri dimensional, que se introduce en el cuerpo de la persona a través de cuatro a cinco incisiones de 12 milímetros.

“En la cirugía abierta podíamos tocar directamente el órgano; en la cirugía robótica no se puede tener esa sensibilidad”, afirma Feria Bernal sobre la ahora nula posibilidad de sentir con el tacto los tejidos orgánicos o fluidos del paciente, lo que se percibe en sus guantes sin rastro de sangre.

MÁS CÓMODO. Da Vinci representa también comodidad, pues el cansancio es mínimo: “En la cirugía robótica nadie está luchando con el paciente, sino que la misma máquina hace su trabajo”. Mientras el médico permanece sentado en la consola, como un director de orquesta sus manos coordinan los movimientos del robot: succiona, corta, coagula, disecciona y extrae órganos.

Además evita sangrados, disminuye el dolor, provoca menor daño a los tejidos y reduce la estancia hospitalaria del paciente.

 

Comentarios