Se exhibe en el Museo del Juguete Antiguo México

VIDEO: El misterioso caso del mexicano que colecciona muñecas

Desde niño, César Téllez atesoró sus propios juguetes y los de su hermano; hoy cuenta con más de 600 piezas

(Foto: Javier Ramírez, El Gráfico)

Al día 08/01/2018 15:43 Javier Ramírez Actualizada 16:01
 

César Téllez es hasta ahora el único mexicano conocido que colecciona más de 600 muñecas de la marca nacional 'Lily Ledi', que dominó el mercado en los años de 1960 a 1980.

Es el menor de tres hermanos, lo que le facilitó la recolección; todo comenzó en su infancia, cuando nació su gusto por conservar cuanto juguete podía, pues después de utilizarlos, los guardaba en sus empaques de nuevo en un acto escrupuloso.

Desde su casa, en el municipio de Coacalco de Berriozábal, el también docente en educación especial confesó para El Gráfico que resguardar un pedazo de lo que fue México no tiene otra intención que el preservar la cultura y tradiciones de esa época, tanto en la vestimenta como en las novedades de esos tiempos.

Sabe que su amplio surtido de simpáticas muñequitas remueve los recuerdos de quien alguna vez tuvo una en sus manos, y a la vez, ilustra a las nuevas generaciones de los objetos con los que antes se divertían los pequeños.

Las Lili Ledy más sencillas sólo caminaban gracias a un sistema inteligente no eléctrico en sus piernas y cadera, lo cual representaba por sí misma una tecnología bastante avanzada en esos años.

Una polea y un par de baterías de una marca que ya tampoco existe, eran necesarias para hacer funcionar a las que simulaban dar sus primeros pasos.

Para que hablaran, se requería un disco diminuto de vinil, el cual era intercambiable y venía grabado con frases o canciones, muchas veces en voz de María Antonieta de las Nieves, conocida como 'La Chilindrina'.

Algunas más aparentaban llanto, risa incontrolable o auténtico balbuceo. Había de dos tipos, precisa César, aunque ambas parlantes: las bebés y las niñas o adultas, que tenían otras funciones como cuidar a su 'retoño' o estar siempre a la moda.

Muchas de las prendas que visten remonta al pasado de un segundo a otro, aunque algunas más permiten apreciar que hay tendencias que se resisten a morir.

“Me remonta a cuando yo era pequeño, y sobre todo la parte emocional. Para mí el tener juguetes que en algún momento fueron de mi niñez me llena como de felicidad”, dice César, de 35 años y nacido en la Ciudad de México.

“Lo que me apasionó en específico de este tipo de muñecas es que son producidas por una empresa que era cien por ciento mexicana. Pasaron los años y sin darme cuenta pude obtener una colección de juguetes, en específico de muñecas”, agrega mientras repara una de ellas.

Esta colección se exhibe en su mayoría en el Museo del Juguete Antiguo México, donde encontró el espacio perfecto para ser admirada por los curiosos y hacerlos felices con los recuerdos que atesora.

DATO: El día del coleccionista en México se celebra cada 7 de enero. ¡Compártenos tus colecciones!

Comentarios